Tecnología del futuro 2

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Hernando Pacific Gnecco

Hernando Pacific Gnecco

Columna: Coloquios y Apostillas

e-mail: hernando_pacific@hotmail.com

El impacto de la tecnología en la sociedad actual ha sido tan grandioso que hoy es imposible vivir sin ella; el mundo colapsaría ¿Cómo funcionaríamos sin internet, celulares, computadores o automóviles? Impensable. Y eso que muchas de las aplicaciones cotidianas son “invisibles” para el usuario.

El fututo inmediato perfeccionará avances ya presentes que facilitarán nuestra vida. Habrá tecnologías limpias; integración de equipos y automatización extrema; nuevas formas de producción, conducción y consumo de energía; robótica inteligente y comunicaciones basadas en realidad virtual. Los cinco sentidos tendrán representación en avatares personalizados interactivos. En tiempo futuro, los recuerdos, las experiencias y los sentimientos podrán compartirse, y la inteligencia artificial se aplicará a cualquier dispositivo tecnológico. Puestas en venta, podremos comprar piezas de memoria de nuestro científico o artista favorito. Pero el copyright podría ser declarado ilegal, y ello puede modificar sustancialmente el desarrollo y la implementación de las nuevas tecnologías.

El auto del futuro ya casi está en presente. Quizás no sepamos que, actualmente, muchos carros “piensan” automáticamente algunas funciones mecánicas y de seguridad en modo invisible, actuando constantemente. Los automóviles de la siguiente generación pronto serán capaces de moverse autónomamente, sin que sea necesario tocarlos; bastará ordenarles qué hacer; la experiencia, entonces, será totalmente distinta. Para ello, se requiere integrar mucha tecnología: GPS, wifi, bluetooth, procesadores especializados, reconocimiento facial, gestual y de voz que cargan el perfil del usuario en cuanto aborda el coche y, claro está, inteligencia artificial capaz de manejarlo todo. El coche se moverá al lugar indicado mientras que el “conductor” y sus acompañantes podrán realizar otras actividades o socializar mientras el auto decide la mejor vía, funcionando sin intervención humana. Además, obedecerá absolutamente todas las normas de tránsito: es la anhelada autonomía de nivel 4. Malas noticias para los indisciplinados y afiebrados: pero tranquilos, en los autódromos calmarán fiebre. Los vehículos usarán energías alternativas multifuente: solar y eléctrica competirán con el hidrógeno en costos y ecología, pero estarán integradas. La demora en cargar las baterías de autos eléctricos será fácilmente resuelta con supercargadores: pocos minutos bastarán. Un poco más lejano está el transporte público autónomo: buses, taxis, metros, trenes e, incluso, aviones robóticos.

Cuando se integran dos o más tecnologías se abren campos inimaginables: por ejemplo, un sueño de la humanidad es vivir más tiempo. La fuente de la eterna juventud, el rio de la inmortalidad y el árbol de la vida dejarán de ser leyendas; pronto se prolongará la expectativa de vida con buena salud. Los tratamientos con células madre y la ingeniería genética abrieron el camino hacia ese objetivo. En el campo médico, las impresoras 3D pueden fabricar piezas dentales, huesos craneales, audífonos, extremidades biónicas, piel, vasos sanguíneos y un sinfín de elementos anatómicos para reemplazar partes deterioradas. El siguiente paso es producir órganos como hígado, bazo o tiroides con material biológico proveniente de células madre del mismo paciente: el futuro en presente.

Se reducirá la necesidad de trasplantar órganos ajenos y el costo de tratamiento se reducirá significativamente. La nanotecnología es otro campo avanzando velozmente: por ahora, tenemos fármacos de liberación controlada que llegan directamente al sitio donde se les necesita. La unión de la farmacología y la genética abre campos espectaculares para la personalizar tratamientos, minimizando efectos adversos mientras se incrementan los resultados favorables de las terapias. Así, en pocos años el manejo de enfermedades como cáncer, las neurodegenerativas, autoinmunes y cardiovasculares se podrá afrontar con probabilidades de éxito cercanas al 100%. La nanotecnología también abre campo a diagnósticos más tempranos y precisos, con estudios simplificados y asequibles.

La implementación de todos estos inventos en la vida cotidiana se demora por los enormes costos de investigación y desarrollo; su fabricación, comercialización, expansión y accesibilidad dependen de resolver problemas específicos. No obstante, en un futuro próximo se desarrollarán aplicaciones cotidianas a bajo costo: realidad virtual y aumentada, muy útiles en educación o turismo; bionanotecnología aplicada a textiles y ropa inteligente, nutrición o combustibles de cuarta generación; integración del nuevo internet con computadores, aviones no tripulados para fines civiles o electrodomésticos: el internet de las cosas. Hiperconectividad, big data, internet descentralizado, códigos abiertos y otros impresionantes avances. No importa cómo imaginemos el mundo futuro, nos quedaremos cortos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad