Sueños de Libertad

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Cuando los españoles en la época de la conquista llegaron a las costas de América, trajeron el caballo. Como de estos animales no había en esta parte del mundo, cuando los nativos se revelaron y se opusieron a la invasión; muchos de los invasores luchaban montados, los indígenas veían un solo ser, creían que se enfrentaban a un monstruo, mataban el caballo pensando que así mataban la bestia a la que se enfrentaban.

Los españoles ganaron la guerra. Por lo tanto, se desató la más grande invasión de todos los tiempos. Pero nunca se imaginaron que montado en un caballo el libertador les iba a arrebatar nuevamente el continente.

Bolívar fuera de ser un gran estratega militar era excelente letrado, a raíz de esto conocía del acontecer político internacional, sabía de historia de América y del mundo, leía y escribía con pasión.

Seguía a Napoleón, era su ídolo y muchos de los postulados Napoleónicos los heredamos directamente del Libertador; lo criticó cuando se nombró emperador. A Bolívar en muchas ocasiones le propusieron que aceptara ser el emperador de Sur América, siempre se opuso, era hombre de principios democráticos y republicanos, buscaba la unión de las naciones americanas, el respeto entre ellas y su libertad. Su gran lucha fue contra el absolutismo monárquico, el tradicionalismo y el sistema totalitario, además uno de sus ideales era un régimen político respetuoso del marco constitucional, con la división de las ramas del poder, que garantizara los derechos fundamentales y la igualdad de los ciudadanos. Para el libertador la democracia era la autoridad derivada del pueblo.

Con los granadinos en varias ocasiones expulsó a los españoles de Venezuela. Le agradaba tener en sus filas del ejército a los aguerridos llaneros colombianos, incansables guerreros -que según él- que daba temor enfrentarlos.

Un gran respeto, cariño y gratitud profesaba el libertador Simón Bolívar por el pueblo Neogranadino, soñaba con una gran nación con estos pueblos juntos. Así mismo no creo que pasara por la mente del libertador la salida del pueblo venezolano a mendigar por el mundo. Personas de origen humilde descendientes de ese pueblo que tanto amó y por el que tanto luchó.

El General Manuel María Francisco Piar, era uno de los Generales más jóvenes del ejército libertador, fue uno de los primeros que asentó las bases de la República de Venezuela y desde muy joven estuvo en contacto con el Libertador, fueron grandes amigos. No le tembló la mano para fusilarlo luego de la sentencia del consejo de guerra. Después de la ejecución se le escuchó al libertador decir: “Hoy derramé sangre de mi sangre”. Lo hizo por desacato a la autoridad del libertador.

Contra Simón Bolívar hubo conspiración e intento de asesinato por parte de los liberales opositores al gobierno de la gran Colombia, se salvó porque saltó por la ventana de palacio y logró esconderse bajo un puente, logró salir airoso; ordenó por esta “conspiración septembrina” la ejecución por traición y conspiración del Almirante José Prudencio Padilla, -entre muchos otros-, fue ejecutado por orden directa del libertador.

No le tembló la mano para mandar a fusilar a todo a que se atravesara a su gran sueño de crear una gran nación entre Colombia y Venezuela: La Gran Colombia, nombre que creó en honor a Cristóbal Colón, el artífice del Descubrimiento.

Por todo lo anterior y para concluir, si Simón Bolívar estuviera vivo, ¿cuál creen ustedes que sería la suerte de Nicolás Maduro? Y, ¿cuándo y cómo creen ustedes que volverá la democracia a Venezuela?

Más Noticias de esta sección

Publicidad