El partido de los ciudadanos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alejandro Ordóñez Maldonado

Alejandro Ordóñez Maldonado

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Me lo preguntan con frecuencia en las calles, en reuniones y en los medios de comunicación: ¿Por qué partido piensa lanzarse a la Presidencia? Ninguno de los tradicionales, es mi respuesta. Hoy, más que nunca anhelo representar al Partido de los Ciudadanos.

Por ello un grupo de colombianos dedicó toda su energía y casi seis meses de trabajo para recolectar 2 millones 204 mil 65 firmas. Las llevamos a la Registraduría Nacional del Estado Civil el pasado martes. El mensaje que le dejamos a todo el país es que nos estamos multiplicando, que otrora silenciosas, la Colombia creyente y todas las fuerzas que convergimos el 2 de octubre de 2016 estamos más firmes que nunca y en defensa de la familia, la justicia, las tradiciones, los valores, la institucionalidad y la legalidad.

¿Pero qué es el Partido de los Ciudadanos?
Es la antítesis de las maquinarias y aquellas fuerzas políticas que tradicionalmente ganan cargos para que pierda el país. Es justo lo contrario a la repartición de “mermelada” para condicionar la toma de las decisiones que impactan a toda la Nación. Es una apuesta por escuchar a los colombianos y promover las políticas públicas que ellos requieran y definan frente a temas tan sensibles como la educación de nuestros niños, la justicia efectiva ante criminales que desangraron campos y ciudades durante décadas, los desbocados impuestos que impactan justo al ciudadano honesto, el indigno sistema de salud que trata al paciente como cliente y la urgencia de formalizar a millones de trabajadores que hoy no tienen reales garantías.

Ese es mi partido. El de padres, madres, hijos y hermanos. El de la Colombia creyente que grita NO a la ideología de género, el de los miembros de la Reserva Activa de las Fuerzas Militares que ven con dolor la postración de nuestros héroes ante las Farc. El de las fuerzas sociales y políticas que decidieron usar una misma camiseta y actuar con valentía ante la estafa del presidente Juan Manuel Santos a la voluntad popular.

El Partido de los Ciudadanos es de muchos y está en crecimiento. Muchos ya lo advirtieron y buscan la forma de deslegitimarlo. ¡Fracasarán!

Más de 2 millones 200 mil firmas recaudadas por toda la geografía nacional me ofrecen la seguridad de que este valiente grupo de hombres y mujeres solo puede seguir creciendo. Eso ocurre cuando las causas justas eligen el camino correcto. Cuando un país advierte todas las amenazas y da una batalla en unidad, como una misma familia.