Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, hoy escribo embargado por la tristeza: la nueva víctima de atracadores que no respetan la vida humana era el hijo de uno de mis mejores amigos, compañero y colega. El señor Francisco Fernández de Castro Contreras era una persona de bien, que trabajaba para mantener una familia, corta aún, pero que esperaba verla aumentar y crecer.

La incapacidad, ineptitud y complicidad de una Policía, qué digo Policía, de una alcaldía que no sabe dar sino palos de ciego, acabó con las ilusiones de un hombre de apenas 24 años. Siempre he dicho que la Policía es la Institución más ineficaz que hay en el país, pero en esta ciudad parece que mandaran a la comandancia a los más incapaces. Y como no tenemos alcalde que le exija al "mejor policía del mundo" un comandante que sepa de eso, seguiremos viendo morir a nuestra juventud, hasta que nos llegue la hora. ¿Cómo estaría nuestro comandante en una ciudad como Medellín?

Entrando en lo mío: siguen proliferando en la ciudad los "talleres automotrices", muestra de que sus propietarios bautizan sus negocios porque les "suena bien", pero no tienen ni idea de qué es eso. Para las personas cultas: si es "taller" (masculino) debe ser "automotor", también masculino. "Automotriz", femenino, puede ser la mecánica, la soldadura, la fuerza, etc.: lo femenino. Pero supongo que nos quedaremos viendo y oyendo esos disparates, porque a pesar de que hay leyes que obligan a las autoridades a retirar los avisos que atenten contra el idioma, aquí nunca pasa nada. Si no dan para acabar con el sicariato en una ciudad tan pequeña. Me parece que sería fácil prohibir el uso de armas. Nadie debería tenerlas. Solo las autoridades, y después, todo el que tenga una… a la cárcel.

Por otra parte, escuchaba hace unos días un noticiero, de esos que pasan por las cadenas nacionales, dueñas del negocio, y el reportero, quien contaba que la Policía había frustrado un atraco a una residencia (lógico, no fue en Santa Marta, aquí ellos aplauden los delitos), y nos decía que "los asaltantes habían logrado ser capturados". ¡Tamaño disparate! Según ese reportero, los maleantes salieron con el objetivo de que los capturaran. Solo así podían "lograrlo". Explico: "lograr" es conseguir lo que se intenta o desea. Es decir, en este caso la Policía logró capturarlos. Y ellos no lograron escapar. Pero algunos periodistas que no son sino "de pacotilla", no estudian y por eso meten las de caminar en forma bárbara, porque esa es una falla absolutamente elemental. ¡Pobrecitos!

Finalmente, me preguntaba un estudiante, de esos que son pocos, pero todavía los hay, sobre la frase: "A pesar" ¿Es -decía- que o de qué? Lógicamente, "de que", le respondí. Siempre es "A pesar de que…" Todos los que dicen "A pesar que…" no hacen sino imitar a los periodistas de pacotilla, que llegan por suerte, no porque hayan estudiado. Por eso me enorgullecen varios de mis ex alumnos en radio, prensa y televisión, cuando se expresan como debe ser. Solo como muestra: Karol Dau, Camilo Munive, José Puente…, en fin, imposible nombrarlos a todos, pero eso sí, amigos, están obligados a sostenerse así. No más por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Publicidad