Los niños, niñas y adolescentes de las Farc

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co
Colombia  se llenaba de esperanza cada que la Farc anunciaba que no volvería a reclutar niños, niñas y adolescentes.

Fueron muchas las veces que lo hicieron, lo hacía cada que quería suavizar las cosas o lograr algo a su favor en el proceso que se desarrollaba en La Habana.

Hoy, luego de lograr su cometido de someter al gobierno en el proceso de paz,  los niños, niñas  y adolescentes siguen esperando que por fin los saquen de un problema que no es de ellos. Que las   niñas no sigan siendo violadas, maltratadas y preñadas.

Hace tres años la Defensoría del Pueblo en su informe anual dijo que habían más de seis mil niños, niñas y adolescentes reclutados por grupos armados en Colombia siendo las Farc el grupo que más incidía en este reclutamiento. Por su parte este grupo guerrillero a finales del año 2014 anunció que ponía fin al reclutamiento de menores de 17 años. Esto dio muchas esperanzas al pueblo colombiano debido a los adelantos del proceso de paz en Cuba. 

Así mismo en el informe sobre Derechos Humanos del año 2014 la ONU celebraba este anuncio del grupo guerrillero. Adicionalmente en el último informe anual de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitido el 15 de marzo de 2016 la ONU nuevamente saluda: “El Alto Comisionado saluda el anuncio de las Farc-EP de poner fin al reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, así como la desvinculación de los menores de 15 años. Debería concretarse un programa de desvinculación a la mayor brevedad, asegurando respeto a los Derechos de las niñas y del enfoque étnico.”

Cómo podemos observar,  las Farc  cada año nos decía que dejaba de reclutarlos y la ONU saludaba  y celebraba. Ante esta perspectiva el pueblo colombiano acostumbrado a estas mentiras pero además  pesimista  e incrédulo guardaba lejanas esperanzas. Se podrá notar que las Naciones Unidas desconocen lo excelente para mentir que son las Farc ya que en varios informes consecutivos del alto comisionado para los Derechos Humanos queda plasmado que le creían pero no pasaban a exigencias serias.

La mayoría de los colombianos andamos desde hace un tiempo muy preocupados por la participación de nuestros jóvenes en la cometida de toda una serie de delitos, además porque muchos de los más niños se mueren de física hambre.

Hoy varios sectores y autoridades están solicitando reformar el Código de Infancia y Adolescencia, así como el Sistema de Responsabilidad Penal. Esto quiere decir endurecer las penas y sacar a los jóvenes de su sistema especial y que los mayores de 15 años que cometan delitos gravísimos sean juzgados y condenados como adultos.

De la misma manera que es un derecho fundamental, la paz está llamada a traer el disfrute de los derechos humanos en todo el territorio Nacional. Algo que los colombianos no tenemos desde hace más de 50 años. El cuidado de niños, niñas y adolescentes, además la educación debe estar dentro de las prioridades del Estado. Deben ser los primeros protegidos, esto lo ordena la Constitución.  Por lo tanto cuando las Farc  hoy anuncian que no saldrán de sus filas los niños, niñas y adolescentes, este grupo envía un mensaje a la sociedad de confusión. Son muchas las dudas que embargan a los colombianos. Una vez más se burla las Farc del pueblo colombiano, del Gobierno y a todas las naciones del mundo.

En síntesis, la ayuda de las Naciones Unidas debe pasar del papel a la práctica, de anuncios, saludos y celebraciones a acciones concretas  y no dejarse engañar más por ese grupo de guerrilleros. Pero además se deje de una vez por todas de tantos saludos y celebraciones por las mentiras de las Farc y no olvide que este reclutamiento es delito de lesa humanidad, por lo tanto no puede pasar de agache en la justicia transicional, ordinaria ni ninguna otra

Para concluir, es necesario manifestar que las farc siempre anunciaron que no volverían a reclutar niños, niñas y adolescentes. Hoy, en forma descarada dice que no libera a los que tiene en su poder. La UNICEF en un escueto saludo los insta a hacerlo.  Del gobierno del doctor Santos no conoce pronunciamiento.

Las Farc siguen actuando y comunicando como que aun estuvieran en armas. Insto a la Fiscalía General de la nación a que actúe, ya es hora que le perdamos el miedo a este grupo que descaradamente llegó a causar más sufrimiento.

Muchos colombianos votamos no en el plebiscito por el solo hecho de que no le creemos a las Farc, hoy siguen demostrando que teníamos razón, que nuestro voto no fue en vano.