¿Qué Presidente necesita Colombia?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Lafaurie Bornacelli

Andrés Lafaurie Bornacelli

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Fácilmente, al día de hoy podría haber mal contados un poco más de quince precandidatos presidenciales, entre congresistas y ex gobernadores, sumado unos cuantos ex alcaldes, unos pocos buenos y otros bastante regulares en su gestión. Bueno, para los gustos los colores y viviendo en una democracia todos tenemos el deber de respetar las preferencias políticas de los demás.


Pero, ¿cuál de ellos es el presidente que el país necesita? Es muy difícil de responder, más aún cuando en realidad no conocemos que tipo de propuestas traen, ya que de lo único que hablan y lo único que parece importarle al elector es sobre la continuidad o no de los Acuerdos de La Habana, dejando de lado temas tan importantes como la economía, el empleo, la inversión en salud y, casi lo más importante, la inversión en la educación pública en el país.

Iván Duque, Sen-CD, experto en economía y considerado el polo a tierra del Uribismo, se perfila como un candidato un poco menos radical que Paloma y más parecido a Nieto Loaiza. Los verdes siguen su apuesta con Claudia López, Sen-PV, famosa por sus denuncias de parapolítica y por sus gritos en el congreso, aunque poco querida por las encuestas, es decir, por el mismo elector. Entre los liberales sigue la pelea entre los Gaviria y los Galán, habrá que ver quien termina imponiendo su candidato en la convención del partido. Por el lado del Polo y no tan Polo tenemos a la ex ministra de Santos, Clara López y al senador Jorge Enrique Robledo, éste último con sus debates, sensatez y manteniendo la cordura y la congruencia ha sabido ganar adeptos, mientras que la ex ministra en medio de su conflicto con el partido, parece estar bien posicionada… aún.

Desarmar los acuerdos de La Habana sería un error garrafal para quien llegue a la Casa de Nariño, eso sí, de seguro se podrán revisar aspectos importantes de éstos siempre y cuando no afecten la esencia y naturaleza misma de los acuerdos. El país no necesita ni puede soportar tener siete mil guerrilleros armados de regreso a la selva.

Sea quien sea quien llegue a la presidencia en el 2018, el mandato del pueblo es claro: inversión en salud, educación y generación de empleo para todos los niveles socio-económicos.

¡Feliz Miércoles!