‘La cumparsita’: tango de tangos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

Aunque se piense que ‘Cambalache’, ‘Uno’, ‘Yira, yira’ y otros tangos famosos son los más difundidos y encarnan la esencia del folclor del Río de la Plata,  es ‘La cumparsita’ la que se lleva los mayores honores en ese ritmo musical. El tango nació en la cuenca del Río de la Plata, en la frontera entre Argentina y Uruguay; por eso se afirma que es tan uruguayo como argentino. Hace cien años se estrenó el tango más famoso del mundo: ‘La cumparsita’. Su autor, el uruguayo Gerardo Matos Rodríguez, la compuso entre 1915 y 1916. Matos era arquitecto; no sabía música pero buscó la ayuda de su hermana, versada en este arte. Sin embargo, su composición requirió los arreglos musicales de Roberto Firpo, argentino, quien quiso aparecer como coautor. Está considerada como el tango más difundido a nivel mundial y aunque ha tenido múltiples alteraciones en su letra, la más popular pertenece al argentino Pascual Contursi. En 1998 una ley instituyó ‘La cumparsita’ como himno popular y cultural del Uruguay.


     ‘La cumparsita’ fue creada como marcha para una comparsa organizada por la Federación de Estudiantes de Uruguay, en Montevideo. Este tango ha formado parte de muchas películas. En los Juegos Olímpicos de Sydney  se usó ‘La cumparsita’ durante la entrada de la delegación de Argentina, lo cual causó el disgusto del gobierno uruguayo. El café ‘La giralda’, de Montevideo, donde Firpo estrenó ‘La cumparsita’ el 19 de abril de 1917, es actualmente el Museo del Tango. ‘La cumparsita’ es la constructora de la unidad de los rioplatenses. 2017 fue declarado el ‘Año del Centenario de La cumparsita’ por el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay. La directora del Museo del Tango en Montevideo, Mónica Kaphammel, afirma que para los uruguayos ‘La cumparsita’ es el tango de los tangos. Agrega la directora: “Antes de ‘La cumparsita’ el tango era música tabú, música del bajo. Era cosa de hombres”. Eso se entiende si nos atenemos a su origen, citado por la UNESCO: “Este ritmo nace de las clases populares de Buenos Aires y Montevideo, llenas de emigrantes europeos que huían de la guerra, descendientes de esclavos africanos y de la mezcla con las costumbres de los propios habitantes locales. Todo esto produjo ‘una amalgama de costumbres, creencias y ritos’ que se transformó en una identidad cultural específica”.

     Carlos Gardel y otros destacados autores y directores de orquesta hicieron infaltable esta canción en sus repertorios. De igual forma, varios artistas musicales han realizado sus propias versiones de este tango, entre ellos Julio Iglesias y la Orquesta Típica Tokio. Veamos apenas el inicio de este conocido tango: “Si supieras / que aún dentro de mi alma / conservo aquel cariño / que tuve para ti, / quién sabe, si supieras / que nunca te he olvidado, / volviendo a tu pasado / te acordarás de mí”/. Con esa letra, de amor, desamor, amistad, esta música logra entrar en las casas. Antes los tangos expresaban situaciones más sensuales y hasta obscenas. Por eso era rechazado en muchos círculos sociales.

     A propósito de su obra, dice Gerardo Matos Rodríguez en el libro “Yo, Matos Rodríguez, el de La comparsita”: “Creo que nunca pude hacer otro tango igual. Más adelante compuse otros tangos y otras músicas, algunos quizás mejores que el primero. Pero ‘La cumparsita’ encierra un mundo de ilusiones y de tristezas, de sueños y de nostalgias que solo se viven a los veinte años. Fue un momento mágico. Ríos de tinta y kilómetros de papel se han utilizado para enaltecerlo o hacerlo pedazos”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad