Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, les traigo hoy un par de temas interesantes por lo comunes en el habla cotidiana: la diferencia entre "pelo" y "cabello", y "cadeta" como femenino de "cadete". Ambos los hallé en la Fundéu, como consulta que les hicieron desde un país latinoamericano, que bien puede ser Colombia.

Para el primero, preguntaban la diferencia entre los dos términos, y recordé que en alguna remota ocasión escuché una discusión al respecto, que uno de los hablantes terminó diciendo: "¡Pelo es pelo, y punto!" Ese "…y punto" es la forma más burda de significar "Ya no sé más, soy incapaz de razonar". Pues bien, la respuesta de los especialistas es que "pelo" es el que sale en cualquier parte del cuerpo (humano o no), mientras que "cabello" es el pelo que sale en la cabeza de los humanos. Interesante, ¿verdad?

El segundo es más aún: ya les decía hace algunas semanas que personalmente estoy de acuerdo con que se apliquen los femeninos, procediendo en forma natural en el idioma con todos los masculinos. Afirmaba entonces, que algunos de estos cambios resultarán mal sonantes, pero es natural, en castellano "estudianta", como femenino de "estudiante" (aunque para ser más lógicos, sería mejor "estudianto". Así, no habría "jefe", sino "jefo" y "jefa"). Ahora, los especialistas de la Fundéu afirman que es correcto "cadeta" como femenino de "cadete".

No me parece mal, pero la pregunta es: ¿por qué dejar el masculino en "e" si lo natural es en "o"? Definitivamente, parece que lo mejor es dejar las cosas como están: "el estudiante" o "la estudiante", "el jefe" o "la jefe" y no enredemos tanto. ¡Ah! Y que las bellas damas no se sientan "idiomáticamente discriminadas". Siempre serán las preferidas. Acepto y las acompaño en su lucha por iguales derechos laborales, sociales, salariales, etc., pero por favor, dejemos que el idioma sea machista.

Por otra parte, recomiendo a los reporteros de la televisión local, estar muy pendientes cuando traten temas educativos, para que no repitan la expresión que, no por común deja de ser un vulgar pleonasmo: "aula de clase". Toda persona culta sabe que cualquier "aula" es "de clase". Hablen de "aulas escolares" o "aulas universitarias", pero no "de clase", porque por definición todas lo son. Ojo, amigos de PCT.

Finalmente, le voy a recomendar al autor de la interesante columna "Actualidad Política", don Rubén Peña, y lo hago con todo respeto, que cuando se refiera al actual gobernador del Magdalena, le cambie el lugar de la coma: "… el gobernador, general Manuel José…" Porque él la ubica después de "general" y así indicaría, que hay varios gobernadores: uno "general" y otro u otros particulares o seccionales, lo cual no es cierto. Así, pues, nuestro gobernador, el general Manuel José Bonett, seguirá sintiendo la formación que recibió por vocación: la militar. Señor Peña, es con aprecio y con respeto como hago la sugerencia.

No más por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Publicidad