Santa Marta ¡cómo te amo!

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Lafaurie Bornacelli

Andrés Lafaurie Bornacelli

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
La ciudad dos veces Santa, la ciudad que no pasa desapercibida por cualquier turista, bien sea nacional o extranjero, es sin duda Santa Marta.
Esta bella ciudad ha acogido por años a ciudadanos de todas partes del mundo y de nuestro país, por ello es fácil encontrar ciudadanos de Holanda, Estados Unidos, Israel, Venezuela, Brasil, Argentina, Palestina, entre otros, así como también vecinos del Meta, Amazonas, Arauca, Antioquía, etc.

Santa Marta cuenta con las playas más hermosas del país, las más imponentes montañas y su delicioso clima templado, el calor de nuestra gente y la extraordinaria gastronomía samaria.

El calor y la alegría del samario nos han hecho famosos. Santa Marta es la madre de Carlos Vives, del Pibe Valderrama, de grandes intelectuales y de excelentes emprendedores. La tierra del guineo verde y del tan aclamado ¨cayeye¨, la tierra de pescadores y del famoso Parque Nacional Tayrona.

En los últimos años las administraciones de turno han aportado a la recuperación de las playas, a concientizar a la comunidad sobre la importancia de respetar las normas básicas de convivencia y a cuidar y valorar lo nuestro.

Sin embargo, no todo es obligación de la Alcaldía Distrital, el cuidar la ciudad es un deber de todos y es precisamente de nosotros de quien depende el desarrollo de nuestra tierra. Debemos parar esas viejas y molestas costumbres de pitar antes que el semáforo esté en verde, de hecho, no se debería pitar en absoluto salvo casos de emergencia, debemos empezar a respetar los paraderos de buses de transporte urbano, debemos dejar de verter aguas en las calles y aceras y dejar de arrojas basuras por la venta del vehículo.

Son esas pequeñas acciones las que harán que Santa Marta sea la ciudad del mañana, la ciudad en la que todos quieren vivir y, más importante aún, la ciudad de la que nadie se quiere ir.

¡Feliz Martes!