Amores que Matan

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

En los momentos de ocio –que son pocos- comienzo a buscar canciones que me gustan y me dejan algo en mi corazón. El otro día volví a escuchar “Contigo” de Joaquín Sabina y me hizo reflexionar en torno a los amores que matan. ¿Cómo es un amor que mata? Son amores que te niegan toda posibilidad de ser. Sí. Cuando tú no puedas ser libremente y tengas que dar cuenta de todo lo que haces o piensas o simplemente tienes que asumir poses que no son las tuyas, es porque se te está negando la oportunidad de ser tu mismo.


Muchas parejas quieren que sus parejas se parezcan a ellos y los asfixias con palabras, consejo, exigencias que buscan que este se parezca totalmente a ella. La libertad es un indicador de vida. Quien puede hacer lo que quiere es porque está vivo. En los amores en los que estás amarrado, esclavizado, contenido, estás muriendo de a poquito y no te has dado cuenta. Nadie puede ser esclavo de nadie, aunque suene muy poético y amoroso esto no es sano para nadie.

Los amores que matan son aquellos en los que le maltrato –en cualquiera de sus formas- es el pan de cada día y nadie se atreve a cambiarlo por miedo. Todos tenemos que tomar distancia de ese tipo de relaciones y concentrarnos en relaciones que nos llenen de vida, que nos permitan ser lo que somos, que nos permitan actuar con total libertad y que nos traten bien como lo merecemos. Saber cuándo el sentimiento que estamos viviendo no está bien lo debe indicar el cómo nos sentimos en esa relación.

Todos sabemos cuando ese amor nos está matando. Lo que sucede es que muchas veces preferimos esa situación que una nueva que no conocemos y que por eso nos asusta, peor. El amor que Jesús nos ha enseñado (1Corintios 13,1-12) en nada se parece a estos que hemos mostrado. Jesús nos ama en libertad y nos está invitando constantemente a ser nosotros mismos y dese allí relacionarnos con El. Analiza bien cómo estás amando y que es lo que quieres del amor.

Más Noticias de esta sección

Publicidad