Santa Marta y sus obras inconclusas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Lafaurie Bornacelli

Andrés Lafaurie Bornacelli

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Desde hace varios años, especialmente en época electoral, se nos ha dicho por parte de la administración de turno y la inmediatamente anterior, que los antiguos dirigentes de la ciudad han sido famosos por sus elefantes blancos y por la pérdida de recursos y no terminación de obras de infraestructura en la ciudad.


Impresionantemente para algunos, la administración Distrital se ha hecho la de los oídos sordos ante los reclamos por los abandonos en las obras inconclusas que fueron licitadas en la administración pasada e incluso en la actual.

Obras como la remodelación del Instituto Magdalena siguen en el mismo estado por meses, sin que se pueda observar en algún momento algún trabajador en obra. Por otra parte, tenemos la mega biblioteca, obra que según denuncias ha sido objeto de varias adiciones y su tiempo de entrega se ha vencido en varias ocasiones y actualmente se encuentra la mayor parte del tiempo totalmente desocupada a excepción de un par de personas que cuidan la obra y uno que otro trabajador ocasional.

No es menos preocupante el estado de los trabajos de adecuación de la Av. Santa Rita entre carrera 5ta y Av. Del Ferrocarril, los cuales han estado paralizados por meses sin que la administración les haga frente a las denuncias de la ciudadanía. Durante los últimos aguaceros dichas obras se han convertido en escenas accidentadas y ponen en alto riesgo la salud y bienestar del peatón y de la comunidad en general. Nuevamente a la administración parece no importarle.

Ahora bien, es necesario elevar la voz ante los deficientes y muy improvisados cierres viales sobre la avenida del Libertador en momentos en que la carrera 19 se encuentra cerrada entre la Av. del Libertador y Av. Santa Rita, así como también el cierre de las carreras 17 y 16 con salidas a la Av. del Libertador, lo cual crea un caos vehicular que se extiende por horas haciendo insoportable el tránsito por la ciudad.

Asimismo, en las últimas semanas he sido testigo de la impresionante negligencia del servicio de semáforos en la ciudad. En la intersección de la Av. del Ferrocarril y Av. del Río la comunidad ha presenciado enormes embotellamientos por el no funcionamiento de los semáforos. Tan desesperante se ha tornado la situación que muchas veces son los mismos transeúntes quienes se encargan de la labor de regular el tráfico en ese punto neurálgico de la ciudad.

Hago un llamado a la administración para que, en virtud del mandato otorgado por el pueblo, asuma responsabilidad sobre las obras inconclusas licitadas y entregadas a ciertos contratistas y no se limite solo a hacer públicas en Instagram fotos de la instalación de cuatro tapas de alcantarilla en la ciudad. Tenemos prioridades y problemas mayores que demandan de su atención.

PD: Los Juegos Bolivarianos, ojalá me equivoqué, están cada día más embolatados. Las obras siguen crudas, cada día les adicionan más tiempo a las entregas y aún hay obras no licitadas a menos de seis meses de los juegos.

¡Feliz Martes!

Más Noticias de esta sección

Publicidad