Fe y ánimo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

La fe implica tener la certeza de que por muy difícil que esté la situación siempre Dios mostrará su poder y podremos alcanzar la victoria. Victoria que no está limitada por los conceptos triunfalistas y materialistas del ser humano sino que corresponde al sentido de la vida y a la plenitud del ser.


No puedo asegurarte que todos tus proyectos van a ser exitosos pero si puedo asegurarte que nada te quitará la plenitud que Dios da, y que aunque haya momentos de derrota, de lágrimas tú podrás celebrar la victoria de Dios. Por eso no puedes perder la esperanza ni dejar que las dificultades te quiten el ánimo de continuar en la lucha. Dios te respalda, te acompañar y te da su plenitud que necesita tu ser. Esa es la constancia que deja a la experiencia del Señor Jesús. El obedeció al Padre, le entregó toda su vida y aunque pasó por el momento cruel de la Cruz, es resucitado por el poder de Dios y vive a su diestra. Eso es lo que  nosotros tenemos que tener claro. Aunque pasemos por la cruz, aunque nos duela mucho todo lo que vivimos, aunque algunos se burlen de nosotros tendremos la victoria en Dios, estaremos en su plenitud. Eso es lo que nos mueve a no desfallecer y a estar siempre haciendo la Voluntad del Padre Dios revelada en su Hijo Jesucristo. La vida del cristiano está marcada por la Resurrección, y en ella encontramos la fuerza para seguir batallando contra todas las acciones del mal. No podemos vivir con triunfalismo pero no olvidamos que ninguna derrota que suframos nos quita el sentido de la vida y la salvación que se nos ha dado en Cristo Jesús, el Señor.

Todo eso se tiene que hacer presente en una actitud de optimismo, de esperanza y de firmeza que muestras en todas las relaciones diarias. Cuando te ven actuar se notan que eres un creyente, un ser humano con fe porque crees en que todo saldrá bien y muestras que no te das por vencido y asumes como un guerrero optimista cada situación.

Hoy te animo a creer y a confiar en lo que estás haciendo. No tengas miedo, tú puedes lograr tus objetivos y Dios, El que resucito a su Hijo muerto en la cruz, está de tu lado.
Publicidad