No renegar

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

Una de las fuentes de amargura más constante en la vida del ser humano es creer que la vida le debe muchas cosas. Es creer que la vida no ha sido lo suficientemente generosa con él y generar un intenso resentimiento con ella. Vivir de esa manera genera mucha frustración y dolor. Tenemos que aprender a vivir en gratuidad. Esto es, ser capaces de gozar cada una de las situaciones que la vida nos ha permitido vivir.


Reclamar y maldecir por nuestro color de piel, por nuestra condición sexual, por nuestra situación social nos amarga y nos hace sufrir innecesariamente. Somos seres capaces, con dignidad y con muchas posibilidades. Necesitamos aprender a aceptar lo que somos y tenemos y desde allí a esforzarnos por realizar nuestros sueños. En vez de pedirle a la vida oportunidades búscalas con inteligencia y decisión. Tenemos muchas cualidades que nos impulsan a lograr nuestros objetivos, por eso no debemos dedicarnos a renegar de la vida sino a movilizarnos en trabajar duro por lograr lo que queremos y necesitamos. Quejarnos por no lograr los objetivos de la vida cuando no hemos trabajado duro en su consecución es una manera de dañarnos y de no entender la vida misma.

Dediquémonos a soñar, planear, trabajar persistentemente y evaluar nuestros proyectos para alcanzar lo que queremos. Ahora, te hablo a ti con el respeto y la serenidad de siempre: No te mereces las cosas ni tienes derecho a todo, tú te lo sabes ganar con todas las capacidades y habilidades que Dios te ha dado. Tienes opciones, oportunidades que debes saber usar en función del proyecto de vida que tienes. Esa es tu tarea diaria.

Seguro has vivido momentos duros en la vida pero ellos también te han posibilitado crecer y ser una mejor persona. No dejes que el recuerdo de esas situaciones te haga vivir sufriendo y llorando, sana las heridas que te dejaron y sueña con alcanzar todos los objetivos que te has propuesto. Esto seguro que lo puede hacer y que puedes vivir feliz con lo que eres y tienes. Cree y confía en la bendición que Dios ha derramado y sigue derramando sobre ti. Toma hoy la decisión reconciliarte con tu propia historia y ser agradecido con todo lo que has vivido.

Más Noticias de esta sección

Publicidad