Colombia: a revisar reglamentación ambiental

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Lafaurie Bornacelli

Andrés Lafaurie Bornacelli

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Muchos países a lo largo y ancho del globo desde hace varios años han empezado a actualizar sus reglamentaciones ambientales sobre el uso del suelo, desechos tóxicos, calidad del aire, calidad del agua, máximas emisiones de gases por compañías industriales, etc.


Lo cierto es que no todos los países han hecho modificaciones restrictivas sino más bien podríamos catalogarla de involutivas. Este es el ejemplo de Estados Unidos, que a través de la Agencia de Protección Ambiental EPA (por sus siglas en inglés) y su nuevo administrador de la tolda roja y seguidor irrestricto de la nueva administración, ha ayudado al presidente a redactar nuevas órdenes ejecutivas con el fin de generar más empleos en la industria que ellos han catalogado como “carbón limpio”. Dichas medidas propenden levantar diversas reglas en cuanto a la contaminación y la cantidad de emisiones que las empresas de carbón anteriormente debían cumplir, así como también modificaciones sobre el uso de recursos naturales en el proceso de explotación.

En palabras claras, el gobierno de Estados Unidos cumplió su promesa de apoyar dicha industria y con ello también llegaron las más fehacientes protestas por parte de ambientalistas y por el partido de oposición en el Capitolio Nacional.

Para que no resulte complicado y para que podamos tener una idea más sencilla de las nuevas decisiones del gobierno de Estados Unidos, vamos a hacer unas precisiones. En primer lugar, por más que la industria del carbón y el mismo gobierno pretendan vender la idea de un “carbón limpio” (sin daño ambiental), es una mentira enorme, pues no es posible que la explotación de este recurso sea hecha sin afectaciones medioambientales. Tampoco es correcto sustentar su decisión de levantar las restricciones basados en el argumento de la creación de empleos, ya que a través diferentes ONG y cifras oficiales se pudo demostrar que solo en el estado de California hay más “empleos limpios” (Green Jobs) que los empleos que podría sumar toda la industria del carbón en el país, lo cual demuestra que apoyar las políticas de “empleos limpios” sería más beneficiosa en términos de desempleo y en términos de protección medioambiental.
Sin más ni menos, el gobierno de Estados Unidos se presentó ante sus electores y les propuso volver al pasado, a la contaminación y a la degradación de todos los recursos naturales. Tratando de ejemplificar esto podríamos decir que las nuevas decisiones ejecutivas serían el equivalente a decir en pleno 2017 que se ha descubierto la mejor y más novedosa forma de ver películas, esto es, a través de la tecnología del VHS o DVD.

Colombia posee asombrosos recursos naturales, es nuestra tarea preservarlos y propender porque las leyes sean protectoras y no destructoras del medio ambiente.

¡Feliz Martes!