La pobreza y la responsabilidad del estado

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Honorio Henríquez Pinedo

Honorio Henríquez Pinedo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
La pobreza es aquella condición socioeconómica, de cierta parte de la población de un país, que no cuenta con recursos para satisfacer las necesidades básicas que garanticen una adecuada calidad de vida, tales como la vivienda, la educación, el agua po-table, la electricidad, la salud, la alimentación y la carencia de medios para acceder a esos recursos dentro de los que se encuentran el desempleo y un nivel bajo o nulo de ingresos.


Desde octubre de 2015, la pobreza y la pobreza extrema, de acuerdo al Banco Mundial, se ubican en 3.10 y 1.90 dólares diarios respectivamente. Según el Informe de Desarrollo Humano de 2014 del PNUD, uno de cada cinco habitantes del mundo vive en una de las mencionadas situaciones (1500 millones de ciudadanos aproximadamente).

Frente al tema, es realmente preocupante el incremento que se ha venido presentando en la tasa de pobreza en la ciudad de Santa Marta. Datos recientes, entregados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, donde la capital del Magdalena pasó de 30.7 a 35.1, lo cual refleja un incremento de 4.4 puntos en el 2016; por su parte, el indicador de pobreza extrema pasa de 6.5%, en el 2015, a 7.1% en el 2016, incrementándose en 0.6%, casi un punto porcentual. Es decir que, Santa Marta ocupa el 4 lugar de las ciudades con ingresos  inferiores al valor de la canasta básica familiar de bienes y servicios. ¡Muy delicado!

Adicionalmente, la Región Caribe se constituye en la segunda zona con uno de los  indicadores más altos de pobreza multidimensional del país, presentando un 26,4%, precedido por la Región Pacífica, la cual tiene una tasa del 33,2% en este aspecto.

Así mismo, vemos como el departamento del Magdalena según cifras del año 2016, sigue siendo uno de los más pobres del país con un porcentaje de 46,8%, ubicándose así en el  quinto departamento que más ciudadanos en estado de pobreza tiene actualmente, antecedido por  Chocó (62,8%), La Guajira (53,3%), Cauca (51,6%), Córdoba (46,6%), Magdalena (44,8).

Esta situación requiere de una mayor inversión por parte del Gobierno Nacional, para fortalecer la educación y destinar mayores recursos para garantizar acceso a la salud, al agua, vivienda. Es necesario resolver los problemas de suministro de energía eléctrica para impulsar la competitividad de la región; hay que invertir en el capital humano.

El departamento del Magdalena no presenta un mayor desarrollo debido a la falta de vías terciarias. El presupuesto con el que se contaba se lo gastaron en la vía de la prosperidad la cual no avanza. Es necesario fortalecer este aspecto. Adicionalmente, se deben implementar estrategias contundentes robustas que incentiven el crecimiento económico sostenible, equitativo en la Región y en el departamento para reducir pobreza rural y urbana y sobretodo velar y garantizar por la seguridad de los ciudadanos, aspecto que parece importarle poco al actual Gobierno de Juan Manuel Santos.
Publicidad