Curules directas, una realidad.

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Omar Nicolás Ordóñez Ruiz

Omar Nicolás Ordóñez Ruiz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
“No te sientas vencido, ni aún vencido” Simón Bolívar.

Que difícil fue la campaña del 02 de Octubre,  donde los colombianos decidíamos si se estaba de acuerdo o no con el “tratado” firmado por Juan Manuel Santos y Las Farc, decisión que fue tomada por la mayoría de los colombianos, donde se pedía replantear este “tratado” y así conseguir terminar los años de violencia con las Farc.

Dentro de este contexto, los colombianos antes del 02 de Octubre pedíamos que no hubiera participación política para los integrantes de las Farc que hubieran cometido delitos de lesa humidad.  Mientras que a quienes fueran Guerrilleros Rasos podrían tener este derecho luego de un proceso judicial, argumento que nuestra contra parte decía no podía ser válido, pues no existiría participación política y mucho menos directa, para los altos cabecillas de las Farc.

Cuando el Acuerdo se dio a la luz pública, se hablaban de 5 curules en Cámara de Representantes y 5 curules en Senado, en el marco del postconflicto, acápite que causo gran revuelo pues como se venía manifestando años atrás por parte de la oposición del gobierno, existirían curules directas en el Congreso de la República para un grupo armado ilegal, argumento que nuevamente le quitaron la veracidad, cuando el Presidente Santos en su red social Twitter destacó que no existirían curules directas para las Farc, esto - a pesar que ya se configuraba como un secreto a voces - dio algo de esperanza para quienes aún creían en la negociación.

Sin embargo el día 26 de Abril de 2017, vía Fast Track – mecanismo ilegal para la circunstancia, el cual es similar al usado por la dictadura venezolana para legitimar el Socialismo del Siglo XXI – se aprobó el Estatuto de Oposición, donde además de dar la posibilidad a las Farc de participar en política, también se aprobaron las 10 curules que se habían anunciado, estas curules efectivamente de forma directa.

Este número de curules es casi el 5% de la institucionalidad de la Rama Legislativa, una de las Ramas del poder público. 5% El cual quedara en manos de las Farc, la cuales no tendrán que hacer campaña ni proponer ideas para ocupar este lugar. Lo que más me duele de esta situación es que aun siendo yo opositor del Polo Democrático, es que este partido de oposición democrática tenga menos curules que las Farc, o partidos honorables como el partido Mira que siempre ha estado en la institucionalidad haya perdido su posibilidad de hacer parte del Senado en 2014  por falta de umbral, y por otra parte los grupos armados estén dentro la institucionalidad; estos es que es más fácil conseguir curules con crimines que con votos.

La tarea que tenemos en frente es defender la Democracia, con Orden como Santander y con Libertad como Bolívar

Más Noticias de esta sección

Publicidad