Venciendo nuestros miedos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

Quisiera comenzar este es de reflexiones haciéndoles conscientes de que sólo podemos construir una vida feliz si somos capaces de saber cuáles son nuestros miedos, enfrentarlos y vencerlos. Es importante tener claro que es lo que nos causa miedo, a qué le tememos. Muchas de nuestras reacciones negativas son ocasionadas por nuestros miedos interiores. No conocerlos nos deja a merced de ellos. Muchas mamás y papás se dejan manipular, despreciar y maltratar por sus hijos porque tienen miedo a perderlos y ese miedo se vuelve su principal cadena e imposibilidad para resolver positivamente la situación. Muchos miembros de pareja tienen miedo a perder su pareja y por eso haciendo de “alfombra” soportan todo lo que sea ya que sus miedos es más fuerte de cualquier capacidad de decisión para liberarse. Muchos seres hermanos por miedo a la soledad actúan de manera autodestructiva con tal de ser aceptados y valorados por algunas personas.


Son los temores los que nos hacen ser agresivos y reaccionar violentamente. Por ello tenemos que liberarnos de nuestros miedos. No podemos iniciar el día ni el mes dejando que esos miedos sigan mandando en nuestra vida. Por ello te invito a ponerte las manos de Dios. Estoy seguro que si comprendes que pase lo que pase tu vida tiene sentido y Dios te ayudará a salir adelante. Tienes que tener claro en tu corazón que tu vida no depende de las situaciones que sucedan o no sucedan sino de la decisión de Dios. Nada te pasará. Ni la muerte tiene poder sobre Ti porque ya fue vencida en la cruz. Analiza cada temor date cuenta cuál es su causa histórica –normalmente son experiencias del pasado que se hacen presente a través del miedo- y su causa existencial –muchas veces tiene que ver con la educación que hemos recibido, con nuestra personalidad o nuestras estructura emocional, y ponte en las manos del Señor que es el único que tiene el poder absoluto para hacerte feliz. Hoy es un buen día para poner toda tu vida en las manos de Dios y actuar con más seguridad en tu vida. Di con el salmista: “Busqué al Señor, y él me oyó.

Por eso hoy te invito a identificar tus miedos, a aceptarlos, a superarlos y usarlos en función de la realización de tu proyecto personal. Confía en que Dios está contigo y puedes lograr lo que te has propuesto. No tienes que vivir asustado como si no fueras capaz de nada. Ten la certeza que Dios te dio la fuerza y el poder para que pudieras superar esos obstáculos y ser una persona feliz. Hoy oro por ti y te invito a leer Isaías 43,1-7 y a dejar que esa Palabra te inspire para seguir adelante. El está contigo.
Publicidad