Motivos para salir a marchar

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cristian Campo Revelo

Cristian Campo Revelo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Estar en una posición de sentido crítico hacia lo que nos gobierna no es de ahora y mucho menos se lo invento el Senador Uribe.
Precisamente por eso muchos de sus enemigos políticos con justas o injustas razones lo toman como represalia para estigmatizar a miles de colombianos en las diferentes campañas que se hacen para demostrarle al gobierno de Juan Manuel Santos que si está equivocado en la mayoría de sus decisiones, incluso pasando por encima de la decisión de los ciudadanos en los resultados que no favorecen al gobierno.

Si mal no estoy en este momento en que escribo esta columna el jefe de Estado sale a decir que el Centro Democrático se inmiscuye en las relaciones con Estados Unidos y más con su Congreso para influenciar sobre las ayudas para Colombia en el mal llamado post conflicto. (Para mí también fue mal llamado proceso de paz).

En mi condición de hombre critico que no me hace acreedor a una credencial como miembro del Centro democrático y mucho menos le como cuento a aquellos que califican a los opositores de este gobierno como Uribistas, me siento en la obligación de citar varios capítulos de este gobierno que hacen que no quede otra solución sino salir a la calle a recordarle a Juan Manuel Santos que su gobierno ha sido un gobierno egoísta y caprichoso, también de izquierdistas más radicales que un conservador, que la economía Colombiana se vio afectada por el derrumbe de las exportaciones en un %48 según Fedesarrollo, que del 2012 al 2016 los sembrados, crecimiento y exportación de cocaína creció enormemente, y que los gringos ante estos hechos no son ningunos inocentes y sabe de dónde le despachan el veneno para sus ciudadanos.

En este orden de ideas (no por orden de fechas) el engaño con el plebiscito sobre el sí o el no, que también fue una bofetada a la democracia, acompañada de la impunidad que acompaña a más de un narcotraficante de las Farc (aquí no los culpo por asesinatos eso se ve en toda guerra, aquí me refiero a que siguen traficando y no se construyen una escuela, no regalan una casa); qué tal el entrenar sus mismos hombres como escoltas para los líderes de las Farc?, donde queda el estudio y la facilidad de adquirir educación para los excombatientes mientras tantos jóvenes buscan siquiera una oportunidad académica, al menos con facilidad de pago que no es nada fácil!, donde queda también la violencia e incremento de ollas de expendio sin control alguno y a esto empatémosle la falta de autoridad que la policía nacional ha perdido.

Donde queda la violación al art 109 de la constitución política de Colombia después del caso odebrecht? (http://www.constitucioncolombia.com/titulo-4/capitulo-2/articulo-109);Ciudades donde usted sale y el crimen organizando señala quien vive o quien muere a quien se le cobra impuesto o no, es lo que está pasando hoy. Hoy en día no estamos seguros ni en nuestras propias casas porque usted al verse asaltado tiene que acceder a todo lo que el delincuente quiera y simplemente nadie responde por usted. Ahora es su decisión si sale o no sale a la calle a marchar porque recuerde que todo aquel que lo estigmatiza no lo hace desde una biblioteca sencilla en medio de una tertulia, sino desde alguna hermosa playa en su yate, un distinguido bar acompañado con un excelente trago, o simplemente desde sus cómodas oficinas embilletados como lo manda la izquierda moderna.
Publicidad