Tasa global de participación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Una de las noticias socioeconómicas más sensible a los colombianos que le producen mayor inquietud y desasosiego es la relacionada con el desempleo periódico y sus distintas derivaciones.


El gobierno nacional, a través del Dane y sus entidades de réplicas: Mintrabajo, Minhacienda y Departamento Nacional de Planeación, intentan barnizar siempre el impacto negativo cuando el indicador de desempleo es desfavorable, haciendo explicaciones de causas imponderables o pretendiendo dar mayor importancia a otras variables como la tasa de participación y otras más que contiene el mercado laboral.

La gente común y corriente siempre se hace la misma pregunta. ¿Cómo mide el Dane el desempleo? La respuesta no es tan fácil de explicar porque ello obedece a una metodología técnica que involucra conceptos sociales y estadísticos de aplicación universal. Esa cosa se mide así: El Dane aplica semanalmente a una muestra de hogares censales la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) en 13 ciudades y áreas metropolitanas, más otras 10 ciudades hasta completar 23, y para el resto de cabeceras municipales la aplica mensualmente. Con los datos recogidos calcula la población en edad de trabajar (PET) que para el sector urbano la constituyen las personas de 12 años y más, para el sector rural las personas de10 años y más.

De esta población en edad de trabajar extrae la población económicamente activa (PEA) y la inactiva (PEI). A la población económicamente activa se le llama fuerza laboral y está conformada por las personas en edad de trabajar que trabajan o están buscando empleo en la semana o mes que se aplica la encuesta.

Ahora, ¿Quiénes son los ocupados (OC)? En Colombia, de acuerdo con esa metodología, las personas ocupadas son aquellas que durante el período que se esté aplicando la encuesta, trabajaron por lo menos una hora remunerada en dinero o en especie; las que no trabajaron, pero tenían un trabajo y trabajadores familiares sin remuneración que trabajaron por lo menos 1 hora. También son ocupados los temporales que ejercieron un trabajo de forma esporádica o cuando tienen un contrato de trabajo hasta por un (1) año.

Bueno, pero el desempleo lo mide el Dane con las cifras de desempleados (DS) que son las personas que se encontraban en muchas categorías de desocupación, desagregadas en diferentes clases de desempleados o sin empleo, cuando se tomaron los datos que define la metodología. Por eso preocupa tanto a la ciudadanía la manera como resulta la tasa de desempleo que periódicamente el gobierno nacional publica como un logro espectacular de la política de empleo.

La tasa de desempleo se calcula dividiendo la cantidad de personas desocupadas entre la población económicamente activa y multiplicándola por cien: TS= PS/PEA*100 Esta fórmula es aplicable a las diferentes clases de desempleados definidas en la metodología utilizada por el Dane.

Sin embargo al lado del indicador periódico de desempleo, introduce reflejos benefactores de la participación de los ciudadanos dentro del grupo de la población en edad de trabajar. Por eso la gente quiere saber qué de bueno tiene una tasa de participación global incrementada o disminuida de un período a otro. Esta se mide dividiendo la población económicamente activa sobre la población en edad de trabajar. Entonces si ingresa más personas a la fuerza laboral, la tasa global de participación se incrementa, y al contrario si más personas desertan de buscar empleo o se inhabilitan para ingresar a la fuerza laboral como las embarazadas, estudiantes o pensionados, es decir la población económicamente activa disminuye, entonces también disminuye la tasa global de participación. Técnicamente mejoraría la situación en el segundo caso para los desempleados que insistan en buscar empleo, así la búsqueda no sea exitosa.

En resumen podemos afirmar que el Dane tiene razón en publicar al lado del índice de desempleo las cifras del análisis resultante de la metodología para el mercado laboral, pues eso ayuda a entender menos la política laboral del gobierno y por lo tanto a aplacar la protesta social.

@WILFRIDODELAHOZ
Publicidad