Pensar caribe

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Carlos Escobar de Andreis

Carlos Escobar de Andreis

Columna: Opinión

e-mail: calli51@hotmail.com
“Sucedió por aquellas calendas de septiembre de 1968, en nuestro país los empresarios e intelectuales expusieron y debatieron ideas tendientes a reducir la pobreza agobiante, mediante una adecuada descentralización administrativa y una bien estructurada planeación del desarrollo económico, político y social colombiano”. Así lo describió el Doctor Jacobo Pérez Escobar cuando se refirió a La Declaración de Macondo, en su libro “Aracataca, terruño de mi condiscípulo Gabriel García Márquez”, en la que más de 90 de nuestros ilustres coterráneos encabezados por e l Nobel de Literatura recogían el sentimiento y los anhelos de la región Caribe colombiana.


En efecto, la motivación de los macondianos de entonces fueron principalmente la descentralización administrativa y el desarrollo económico y social equitativo del país. Temas, que bajo la lupa del Doctor Jacobo Pérez, “siguen en actualidad en pleno Siglo XXI, a pesar de lo dispuesto en la nueva Constitución Política de Colombia (...) Ya aquí en Macondo -escribió- estamos aburridos de la pobreza, de los privilegios, de las carreteras polvorientas, de los tugurios y de las pestes” y ahora, un poco cansado y desesperanzado concluyó diciendo que “mucha parte de la culpa por el estado actual del sub-desarrollo es nuestra”.

Se cumplirán el año próximo cincuenta años de esta iniciativa que se esfumó como se esfumaron tantas otras incluso de mayor peso y resonancia como la del “Voto Caribe” y, con mucha tristeza debemos aceptar su sentencia. Pero, ojalá sin dejarnos atrapar por el escepticismo y, sin hacernos falsas ilusiones, sobre tibios colchones de algodón o de seda.

Queremos -lo decimos con firmeza- desde este espacio que nos abren hoy EL INFORMADOR y Pensar Caribe, llamar a la reflexión a los costeños, a que examinemos, con esa mirada perspicaz y maliciosa que heredamos de nuestros ancestros, cada hecho sucedido en nuestra geografía regional, sin perder de vista claro la realidad nacional, que históricamente ha actuado más como freno que como estímulo y motor de nuestros sueños.

Pensar Caribe, constituido por un grupo de profesionales, que desde hace más de dos años comparten con los libros un espacio en la librería El Amanuense, movidos por el afán de construir pensamiento crítico en Santa Marta y en el Caribe colombiano y, EL INFORMADOR, el diario de mayor tradición y reconocimiento de la ciudad, se unen para mostrar a los samarios y habitantes de la región un camino por el cual podamos andar todos unidos, sin exclusiones, buscando satisfacer el anhelo colectivo de realizar nuestras propias capacidades y contribuir, desde aquí, sin modestias, con el logro de mejores condiciones de bienestar para los colombianos.

Podrá parecernos demasiado pretencioso. Pero, ¿quién aquí no sabe bien de nuestras riquezas naturales, de nuestra cultura, de nuestro folclor, de nuestras tradiciones y de nuestra diversidad? ¿De nuestra creatividad, de nuestro vuelo, de nuestra inventiva y de nuestra frescura? Tenemos lo más valioso: los valores y una geografía con ventajas estratégicas incomparables. La invitación es a que potenciemos estos recursos, pensándolos, planificando su conservación y su aprovechamiento sostenible, proponiendo y formulando alternativas globales de desarrollo, que nos permitan sin retoricas ser regionalmente innovadores y competitivos, para que el crecimiento sea parejo, es decir: justo e igual para todos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad