Hechos de la semana

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Hernando Pacific Gnecco

Hernando Pacific Gnecco

Columna: Coloquios y Apostillas

e-mail: [email protected]

Cada vez más distante de las políticas y actos neoconservadores de su antecesor y más próximo al talante liberal de su génesis, el presidente Santos sorprende cada día más. La restitución de tierras despojadas a las comunidades afrodescendientes del Chocó en Jigumiandó y Curvaradó, más que asombrar, dan fe y testimonio de una sentida necesidad de impulsar la justicia social desde las entrañas del gobierno, no sólo guardando las formas sino entendiendo que los desuetos modelos feudales -que por fortuna han sido relegados, ojalá para siempre-, son fértil caldo de cultivo de una violencia generalizada que azota al país. En cabeza de dicha restitución, los ministros Juan Camilo Restrepo y Germán Vargas Lleras, además de otros importantes personajes le dicen al país que Colombia toma otros derroteros sociales en los que debe empezar a asomar la justicia de las mayorías, y que la acción criminal que acompañó al despojo de tierras a ciertas comunidades indefensas no tiene más cabida. No se quedarán quietos los partícipes de esos actos delictivos. Es ahí donde entra en juego la acción de la Fuerza Pública y la justicia para evitar reversazos una vez los verdaderos dueños de las tierras reinicien su vida ahí donde les corresponde.

Cada vez más patético, el procurador Alejandro Ordoñez arremete contra un medio que publicó unas fotos-denuncia de los delitos sexuales que algunos sacerdotes cometen en contra de niños dentro de las instituciones eclesiales. No hemos conocido sus pronunciamientos referentes a quienes cometieron delitos de lesa humanidad contra niños en indefensión por parte de quienes se amparan en un poder tan grande como el que ostentan los representantes de las instituciones católicas. La iglesia, a diferencia de los instituciones civiles, no sólo debe ser el faro moral de la sociedad y dar prístino ejemplo, sino que tiene precisamente eso por misión. No se pueden poner en el mismo plano del laicismo, masa pecadora por excelencia que debe ser orientada y corregida por sus líderes espirituales. Ergo, estos no pueden fallar en materia grave. Por ello, en vez de perseguir al mensajero que denuncia un crimen, se debe hacerlo con quien comete el delito. Y es deber de las instituciones eclesiásticas limpiarse por dentro y entregar a la justicia ordinaria a los malhechores y las pruebas de sus delitos como un acto de verdadera justicia si quieren continuar con referentes éticos y morales de nuestra sociedad.

Gloria Valencia de Castaño fue un ícono de la televisión desde sus inicios, cuando las figuras se destacaban por sus talentos. Destacada como una mujer culta y elegante hasta su final, su vida al lado de su entrañable Álvaro Castaño Castillo marcó hitos culturales en los medios nacionales. Su estilo sobrio y su destacada actividad en la radio y la televisión sirvió para abrirles paso a muchas mujeres en los medios masivos. Muchos fueron los programas que nos deleitaron y culturizaron, como Feliz Cumpleaños Ramo, El precio es correcto, Los tres a las seis, Esta noche sí y Miles de pesos por sus respuestas, pero indudablemente su estrella fue "Naturalia", que mostró su preocupación por la ecología y el medio ambiente en una época en la que nadie tenía en cuenta estos temas. Paz en la tumba de esta maravillosa ibaguereña que deja un vacío imposible de llenar en los medios de comunicación.

¿Quién no recuerda la fascinante mirada violeta que Cleopatra dirige encarnada en esa extraordinaria actriz británica, Elizabeth Taylor, dirige a Richard Burton en aquella épica cinta cinematográfica? Lanzada al estrellato desde su infancia por su propia madre, la Taylor tuvo una fulgurante carrera en la que numerosas películas le dejaron muchos premios. Recordamos Cleopatra, La mujer indomable, El pájaro azul, ¿Quién le teme a Virginia Wolff? entre muchísimas que marcaron su brillante carrera, en declive posteriormente desde los años 70. Ocho matrimonios, muchas joyas y una entrañable amistad con el finado Rey del Pop Michael Jackson fueron el cierre de su vida. Que descanse en paz.

Publicidad