Si no es con impuestos ¿Cómo?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: cecilia@cecilialopez.com

En Colombia, nadie absolutamente nadie quiere pagar impuestos. La excusa de siempre es que ese dinero se lo roban y no se traduce en buenos servicios y bienes públicos para todos. Obvio, los que menos necesitan de esta oferta del Estado porque todo lo pueden comprar, son los que más gritan en contra de los impuestos. Es necesario empezar por reconocer, que la nueva clase social rica de este país no está compuesta solo de narcotraficantes. Cada día más, se suman a estos nuevos ricos aquellos desde el odioso estrato seis hasta el uno, que se roban la plata del Estado con esos contratos absurdos que se siguen firmando. Por eso la lucha contra la corrupción, eso sí por parte del Estado, no da espera, pero eso no se hace sin recursos.


Pero la pregunta que nadie se hace, desde la Andi para abajo, es si no es con impuestos cómo se financia el Estado. ¿Será que la ignorancia de temas económicos ha llegado al nivel en el cual, muchos ilustrados y no, creen que el Banco de la República siempre puede poner a funcionar la máquina de hacer billetes y que por esto no necesita cobrar impuestos? Para su información esa posibilidad no existe. ¿O pensarán que con los ingresos de empresas estatales son suficientes y no se necesita poner impuestos? Pues eso no es cierto porque la mayoría de estas empresas ya se privatizaron y esa alternativa está cercana a cero.

Por consiguiente, si no es con impuestos, ¿cómo obtiene el Gobierno colombiano recursos para financiar la salud gratis, o sea el sistema subsidiado de salud que supera al régimen contributivo, en el cual se paga algo, no todo por esos servicios? Y la educación gratuita que se anuncia en televisión que ofrecen sobre todo en el sector rural, ¿simplemente se deja de pagar a los maestros, el mantenimiento de las escuelas, los refrigerios para esos estudiantes pobres? Y los hospitales públicos y los empleados estatales, los senadores, representantes, jueces, etc., etc., etc,?

Se escuchan sugerencias, sobre todo, de quienes tienen mayor capacidad de pago que no hacen sino protestar y protestar, como los empresarios del sector privado, que además en este país desigual, son los que se benefician más de los recursos del Estado. A ver, sugieran señores en este país manejado fundamentalmente por hombres: cómo se reemplazan los impuestos a las empresas, que según sus directivos son tan eficientes y tan competitivas. Y los súper ricos colombianos cada vez más ricos que se niegan a pagar por sus riquezas personales, ustedes ilustrados seres que viajan por el mundo y que disfrutan del bienestar que todavía existe en sociedades donde los iguales a ustedes llegan a pagar hasta el 70% o de sus ganancias o de otras rentas, ¿qué es lo que plantean? Cómo reemplazamos esa mínima contribución que se les está pidiendo en un país donde entre pobres y vulnerables tenemos cerca del 70% de la población. Ustedes que son probablemente el 0,5% de la población, pero que acumulan muchísimo dinero, qué sugieren.

Nada de impuestos y simplemente esperamos la generosidad de donaciones de aquellos que cada vez acumulan más precisamente porque sacan el dinero a paraísos fiscales, contratan mano de obra de manera informal porque les cuesta menos; todos los gastos se los cargan a sus empresas y así el Mercedes del dueño lo paga la empresa; el BMW de las señoras e hijas también lo paga la empresa, y así sucesivamente. Regio, como dirían los bogotanos y chévere los costeños ricos que son más de lo que se cree. Latifundios y comportamientos feudales y no capitalistas es lo que predomina en las sabanas de los departamentos de la región Caribe.

Para acabar con este debate que todos los días solo pide que no haya impuestos, repito, se abre el baúl de las propuestas, a ver, si de una vez por todas acabamos con esta retórica de los que más tienen y menos impuestos quieren pagar.