Crecimiento con franquicias

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Los colombianos de pensamiento sano deseamos que nuestro país sea cada vez mejor y que los ciudadanos gocen de mejores condiciones económicas y sociales.
Bajo ese mismo propósito están todos los sectores económicos, empresarios y del Gobierno para diseñar mecanismos que conduzcan felizmente a ese objetivo sin afectar o influir desfavorablemente sobre ningún sector.

La cuestión es que la mayoría de ciudadanos no siente que todo ese esfuerzo o medidas de política que procuran el bienestar de todos les lleguen a ellos y menos que los haga beneficiarios de un publicitado crecimiento económico del Producto Interno Bruto (PIB) de 1.2% en el III trimestre de 2016.

Frente al positivismo oficial, sectores socioeconómicos de todos los estratos rechazan perplejos las cifras de la desigualdad social, el incremento de la pobreza, del desempleo, porque la ineficiencia de esas políticas de estado no satisface sus necesidades.

Expertos en el tema consideran que una de las variables fundamentales para lograr un desarrollo sostenible es la innovación tecnológica. En Colombia este tema está en pañales; por eso no podemos pretender lograr grandes desarrollos. En este sentido, confiamos en Colciencias que es nuestra entidad designada para promover, incentivar y financiar proyectos que impacten positivamente en la economía mediante la formación de conocimiento y prácticas empresariales.

Las novedades empresariales que abren puertas en nuestro país son aquellas en las cuales no podemos o no nos alcanzan los recursos académicos ni empresariales para innovar, por eso nos toca comprar innovación. La innovación causa el mejor impacto en el desarrollo de los países porque genera nuevos procesos, nuevas maneras de organizar los métodos de producción con lo cual se diseñan mecanismos en la estructura de la economía y de la sociedad. La compra de innovación ya probada se hace en el mercado de las franquicias.

Ahora bien. ¿En qué consiste una franquicia? Una franquicia es un contrato entre el propietario de una marca, proceso o un “saber hacer” (know-how) que protege bajo patente, en virtud del cual este propietario cede a otro la licencia para explotar, producir o comercializar bienes tangibles o intangibles conforme a dicho contrato. En términos simples, la franquicia consiste en aprovechar la experiencia de una empresa ya posicionada que ha conseguido una ventaja competitiva destacable y un gran reconocimiento en el mercado.

Muchos piensan que adquirir una franquicia es muy difícil o muy costoso; otros consideran que es más difícil que costoso, debido a la falta de conocimiento o al escaso apoyo a líderes de emprendimiento en nuestro país. No obstante, para ser empresario franquiciado no se necesita arrancar de cero, pues en Colombia hay oportunidades de negocios cuya inversión puede oscilar entre $30 millones y $50 millones

La activación de las franquicias en nuestro país es la mejor forma de generar empleo porque en principio quien adquiere la franquicia debe trabajar en ella y además en el desarrollo de sus actividades se generan en promedio 3 o 4 empleos directos de personas que deben tener conocimientos básicos en administración y prestación de servicios.

Más Noticias de esta sección

Publicidad