Bye, Bye Señor Procurador

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

De una manera sorprendente, sin haberse firmado la sentencia el Señor Presidente Juan Manuel Santos expresó en los medios de comunicación “La Justicia cojea pero llega”, en clara referencia a que el Consejo de Estado le había revocado la reelección al Señor Procurador Alejandro Ordóñez.


Respetuosamente hacia el Señor Presidente, siguiendo mi posición de Centro, nos enteramos por una forma anormal que tenemos un Procurador interino. No ha sido destituido, porque no tiene la sentencia, el correo de las brujas trae una serie de comentarios de cómo fue esa destitución, de todas formas no es correcta.

El Consejo de Estado, cuatro meses antes que terminara su segundo periodo, en una forma tardía determinó que Ordóñez no debió ser elegido hace cuatro años. Porque la terna se disolvió antes de que votaran los senadores, la candidata de la Presidencia María Mercedes López, magistrada del Consejo Superior de la Judicatura, renunció. El Procurador renuncio irrevocablemente ante el Senado

El segundo punto es más confuso todavía, se trasladan a la Carta Política de 1991, no prohíbe la reelección de Procurador pero tampoco lo permite.

El otro punto es el tráfico de influencias y los puestos a familiares de los Senadores en la Procuraduría, esto se ve en todas partes, los delfines ocupan cargos de nivel directivo sin experiencia.

Para mi concepto, Colombia está polarizada alrededor del Plebiscito para aprobar los acuerdos de la Habana, el señor Procurador ha sido un férreo opositor de las negociaciones y se consideró necesario no esperar los cuatro meses sino eliminarlo y quitar ese apoyo que él le estaba dando al No en el Plebiscito.

Esta sentencia tiene un talón de Aquiles y es que la Magistrada Rocío Araujo que fue la que sacó al Procurador Ordóñez de su cargo en su afán de hacer rápido la destitución, no le dio trámite legalmente a una recusación que presentó el Abogado del Procurador, debió llevarla a la sala plena, para que la estudiaran los 19 Magistrados, sino que ella misma en una forma arbitraria le dio trámite y la negó. No se puede dictar sentencia hasta tanto no le resuelvan el recurso. Es la ley, “Dura Lex Sed Lex” Dura es la ley pero es la ley, a no ser que hagan caso omiso del debido proceso. Como lo hicieron.

Por lo anterior La comisión de Acusaciones le abrió una investigación, lo mismo a los Magistrados que posiblemente filtraron la información.

Esto está para coger balcones, porque el Procurador acusó al gobierno que su rápida salida se debe a un acuerdo en los diálogos de la Habana, que pidieron la cabeza del Procurador por su oposición férrea al proceso.

Más Noticias de esta sección

Publicidad