La guerra del género en Colombia: “mentiras y verdades

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Halinisky Sanchez Menéses

Halinisky Sanchez Menéses

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Están dolidos los amigos de la ideología de género por la Marcha del 11A,
no fueron cuatro gatos los que salieron como lo vaticino el Doctor Armando Benedetti, sino millones de colombianos los que se tomaron las calles, ese dolor que les produce a los promotores de la ideología de genero el hecho de que millones de colombianos y no ellos también puedan pensar y reivindicar sus derechos los ha llevado a construir falacias que nos proponemos derribar así:

Falacia No 1: Los que marcharon el 11 de agosto son unos hipócritas los fanáticos religiosos que marchan contra la ideología de género y la “comu” lgtbi y no marchan por los niños de la Guajira, la crisis de la salud, la corrupción, los curas pedófilos.

Respuesta: Esto quiere decir que los “progresistas” y los promotores de la ideología de género no pueden marchar porque ellos marchan en pro de sus intereses y no de los niños de la guajira, la corrupción, crisis de la salud etc, en una democracia se puede marchar con un objetivo o varios sin que esto quiera decir que unos problemas del país sean más importantes que otros.

Falacia No 2: Los curas son pedófilos y esa marcha es de la Iglesia católica y los evangélicos y el uribismo.

Respuesta: A los pedófilos que se les sancione penalmente, aunque claro es que no sólo los curas son pedófilos, también hay homosexuales pedófilos y heterosexuales pedófilos, al que delinquen que le caiga todo el peso de la ley, pero no porque haya pedófilos dejaremos de reclamar el derecho que tenemos de criar a nuestros hijos libres de adoctrinamientos del Estado; la marcha no era de la iglesia sino de la familia colombiana, ateos, agnósticos, católicos, demócratas, judíos, musulmanes etc, ni en sueño el uribismo sacaría a la calle los millones que salieron el 11A.

Falacia No 3: El problema es porque la ministra Parody es gay.

Respuesta: La decisión sexual de la persona es un derecho fundamental innegociable, la ministra puede ser lo que ella quiera sexualmente hablando, sin que nadie la pueda matonear o discriminar por esto, pero eso es una cosa, y otra cosa muy distinta es el hecho de que sea una pésima ministra, la políticas de Parody no han resuelto el problema de la educación del país, la educación colombiana va de mal, soportamos problemas de problemas de calidad, de inequidad, de enfoque y de acceso

La Doctora Parody no puede usar el ministerio para imponer su modo de vida a toda la sociedad, así como no puede el Doctor Alejandro Ordoñez puede usar la procuraduría para imponer su credo a toda la sociedad, las dos cosas son inaceptables

Falacia No 4: Las cartillas no existen.

Respuesta: Claro que existen, sino es así, como explica el ministerio de educación que la cartilla que promueve la ideología de género y que se titula “ambientes escolares libres de discriminación” se encuentra registrada en la cámara colombiana del libro con el serial No ISBN 978-958-8735-98-6.

Como va a negar la ministra de educación el hecho de que contrató al Fondo Población de las Naciones Unidas para el elaborar la cartilla cuyo propósito es ilustrar a los maestros y maestras para ir formando a niños y jóvenes en el respeto a las diferentes opciones sexuales. Se pagaron $1.585 millones en un contrato directo firmado el pasado marzo 2016.

Falacia No 5: Las familias heterosexuales abusan y desamparan a sus hijos, no tienen derecho a marchar contra la ideología de género.

Respuesta: Eso es tan absurdo como decir que se justifica el totalitarismo porque en la democracia los políticos son corruptos, o decir que todos los colombianos son malos ciudadanos porque es el país que más exporta cocaína en el mundo; claro que existen familias disfuncionales, insolidarias y abusadoras, nadie pretende asegurar que la familia sea una institución perfecta, pero lo que si no está en duda es que la familia heterosexual es el más deseable escenario de socialización y formación para los seres humanos, está demostrado por la psicología, la sociología y la psiquiatría.

Lo que sí es verdad monda y lironda es que el gobierno actúa como si la única minoría que existiera fuera la minoría Lgtbi, ¿Los evangélicos, judíos, musulmanes, gitanos no son minoría? ese servilismo a favor del lobby y el activismo gay le salió caro al gobierno y si el gobierno desoye las marchas de hoy y no cambia de ministra y modelo de educación va a perder el plebiscito pues la derecha aprovechara esto, y sí que es triste porque los colombianos queremos la paz social de la patria.

En conclusión el pueblo colombiano fue contundente; el mensaje del 11 de agosto de 2016: “Colombia es mayoritariamente un pueblo judeocristiano, ninguna minoría debe tener privilegios especiales, ni tenemos que cambiar nuestras leyes adaptándolas a sus deseos. No importa lo alto que exclamen “discriminación”, no toleraremos que se pretenda socavar la familia biológica, antropológica, monógama y heterosexual”

Cristo nos redima.

Más Noticias de esta sección

Publicidad