La perorata de la paz

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

A raíz de la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto General de la Nación 2017 radicado por el Ministro de Hacienda ante la Secretaría de la Cámara de Representantes, a muchos colombianos les produce asombro el anuncio de tan inconmensurables cifras.


Este tema es un poco arduo para entender por lectores de columnas de periódicos no especializados en temas económicos y mucho menos en temas monetarios. El presupuesto se expresa en billones de pesos, es decir en millón de millones de pesos. La variable madre de presentación es el Producto Interno Bruto (PIB) y la metodología o reglas para su elaboración no son tan difíciles de comprender, lo que pasa es que quienes participan en su elaboración y presentación son funcionarios de altísimo nivel académico que parece les costara mucho trabajo explicar de manera didáctica, los temas que le conciernen.

El PIB se entiende como la producción de bienes y servicios de la Nación en un año o en un trimestre. Cuáles bienes? Ejemplo, todos los producidos por la industria, sector agropecuario y otros. Cuáles servicios? Comercio, turismo, bancos y otros. Estos sectores se engloban en temas más accesibles como las Cuentas Nacionales, cuyo propósito es describir la situación económica del país.

Por metodología macroeconómica el PIB se calcula por años y por trimestres. En Colombia el Dane es el encargado de calcular el PIB trimestralmente. Las cifras de las Cuentas Nacionales agregadas, constitutivas del PIB y su publicación no las conoce el público tan de inmediato como las del Costo de Vida o del Desempleo porque se requiere una verificación estricta y su consolidación para que tengan consistencia y confiabilidad ante los organismos que las requieren.

El Ministro de Hacienda ha presentado las cifras del Presupuesto, asociadas con el PIB de la manera más encriptadas posible, como para que sólo lo entiendan los especialistas. Por ejemplo dice que, sin la deuda, el Presupuesto General de la Nación 2017 será 18.8% del PIB y que el Presupuesto de 2016 representó 19.2% del PIB. Eso qué significa? Significa que le estarán informando al National Bureau of Statistics of China; Statistics Bureau and Statistics Center de Japón o al Insee de Francia.

No obstante él dijo que el Presupuesto General de la Nación 2017 lo calculó el gobierno en 224.4 billones de pesos. De todo esto vale la pena mencionar que el servicio de la deuda, es decir lo que Colombia tiene que pagar por abonos a capital e intereses a los prestamistas de la Nación, es de 54.3 billones de pesos, lo que significa que el 24.2% del Presupuesto se gasta en pagar capital prestado e intereses de la deuda.

Lo que sí expresa Minhacienda clarito y sin tapujos, durante la presentación de las macrocifras, es la perorata de la Paz, porque utiliza la palabra paz, pincelada con algo mágico y con tono sacristino, de tal manera que casi raya filosóficamente en la línea de la verdad y de la mentira; porque la desconfianza en la palabra de los funcionarios del Estado supera todos los límites históricos.

@WILFRIDODELAHOZ
Publicidad