Paz de propaganda

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cristian Campo Revelo

Cristian Campo Revelo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Cuando a lo lejos del magdalena escucho la noticia que para poder brindar un refrigerio a unos niños se necesita que tengan puesta la camiseta de apoyo al plebiscito (o plebisanto como lo diría Juan Lozano), pienso en esa paz de propaganda que como si fuera cualquier otro producto de mercadeo tratan de meterle a la fuerza y al imaginario de las personas, no contentos con esto todos los que andan tras el tan lucrativo negocio del tratado o la firma de la paz han aceitado esa maquinaria política que para su mantenimiento necesita de mucho dinero del Estado y la fuerza de sus funcionarios y la coacción de los mismos como también quedó demostrado en el Valle del Cauca donde Coldeportes e Indervalle hace unos días evidenciaron la forma como obligan a contratistas y deportistas a tener que asistir y apoyar un evento liderado por el presidente de la república en apoyo al sí por el plebiscito.


Si bien como ciudadanos tenemos la obligación democrática de ir a las urnas a respaldar o no los puntos que el gobierno Santista quiere mostrar para apoyo de su plebiscito también, es nuestro deber, saber y no pasar por ingenuos que tras este mecanismo de participación hay muchos intereses y muchas inversiones que como buenos comerciantes de la política neoliberal son. Quizá lo más irónico y hasta divertido de todo es que hasta en este juego de mercadeo han caído las tan revolucionarias y liberales Farc, claro está que ellos saben muy bien esto de sembrar, producir, negociar, embarcar y recibir el billete a lo que considero también que no es ajeno a ellos volver de la firma de la paz un negociazo.

Mire, el plebiscito es un mecanismo donde usted como ciudadano tiene la obligación democrática de asistir y apoyar o no los puntos que el gobierno nacional ha acordado con el grupo narcoterrorista de las Farc y a pesar de que el voto no debería ser constreñido ni de un lado ni de otro estamos en plena guerra de los medios donde lo último que interesa es el futuro de la ciudadanía y mucho menos del país... ya lo decía el tan ilustrado y admirado Carlos Gaviria Díaz “Cuando un candidato invierte millones y millones en su campaña no es un candidato es un empresario y cuando sea elegido, solo pensará, en sacar lucro, provecho y en lo que menos pensará será en su gente”, esta frase tal vez no se entienda literalmente a este caso, pero es lo más parecido a describir estos empresarios de la política colombiana que solo tratan sacar provecho de nosotros los ciudadanos sin importar nuestra suerte y como sembremos nuestro futuro, solo está en nosotros la verdadera paz y conveniencia en un futuro donde la mafia y su producción será la seguridad de la generación de pocos y como siempre usted y yo veremos y como todas nuestras anteriores generaciones tendremos que escondernos del pasado, presente y futuro de la nueva violencia que será lo único que pase a los libros de historia.

Más Noticias de esta sección

Publicidad