Los inmigrantes

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Cada día nos sorprendemos más de los hechos ocurridos en algunos países de Europa relacionados con la violencia terrorista. Para algunos estudiosos del fenómeno tales actos atroces tienen sus raíces en la inmigración de personas sin control a esos países.


Técnicamente, la inmigración es la entrada a un país o región de personas que nacieron o proceden de otros países. El otro concepto relacionado es la emigración, que es la salida de personas de un país, región o lugar determinados para dirigirse a otro distinto. Los objetivos que más comúnmente persiguen quienes se marchan de su país, son motivos económicos, políticos o académicos; conseguir un mejor trabajo, escapar de la persecución en su tierra natal o de estudiar en una escuela o universidad de prestigio.

Es necesario tener en cuenta que los procesos migratorios son inherentes a la especie humana y a muchas otras especies. Dichos procesos nacen del instinto de conservación tanto de la especie como la del individuo, y se deben siempre a una evaluación comparativa del entorno donde se vive y de un entorno diferente, mejores.

La inmigración es uno de los fenómenos mundiales más controvertidos. Todas las naciones desarrolladas, y otra gran parte de las subdesarrolladas, restringen fuertemente la inmigración; justificando económicamente esa política en la competencia desleal que representaría para sus ciudadanos una mano de obra a bajo costo y la carga a los servicios sociales de carácter público que representarían los inmigrantes. A pesar de las razones aducidas, la política de cierre de fronteras plantea serios problemas de respeto a los derechos humanos. Especialmente, cuando un país pide a otro que mediante acuerdos establecidos entre ellos, no permita la libre salida de sus ciudadanos. Las remesas de los inmigrantes a sus países de origen suele compensar los aspectos tan negativos de la emigración, aunque también ello crea un problema en el país donde viven esos emigrantes.

Este fenómeno de inmigración se ha venido convirtiendo en un conjunto de hechos o circunstancias que dificultan un poco las sanas relaciones entre países, porque muchas veces el proceso raya en lo ilegal y lo convierte en un proceso inaceptable por los estados receptores, lo cual impulsa al establecimiento de medidas restrictivas de aquellos países más apetecidos para arribar.

No es menos importante indicar que el diseño de políticas anti inmigratorias que agitan países de Europa y de América, molesten a defensores de derechos humanos, pero es que numerosos inmigrantes han sido sindicados de actos terroristas en muchos pises. Las naciones originarias de estos inmigrantes están corriendo el riesgo de aparecer como exportadores de terrorismo.

Estados Unidos de América es el país que presenta el mayor índice de inmigrantes tanto legales como ilegales. Categorizados algunos como refugiados o desplazados. Ese fenómeno se mezcla con el racismo intrínseco que ha generado ese país desde la conformación de la Unión. Es el país de mayor problema con los inmigrantes porque aunque residentes permanentes no pueden votar, sí pueden hacerlo aquellos que hayan adquirido la nacionalidad.

@WILFRIDODELAHOZ
Publicidad