El aterrorizado derecho

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Quintero Olmos

Andrés Quintero Olmos

Columna: Pluma, sal y limón

e-mail: [email protected]

¿Estaría usted de acuerdo con que se restringieran los derechos y las libertades para que el Gobierno de su país luche “eficazmente” contra las inminentes amenazas terroristas? Por ejemplo, ¿estaría usted dispuesto a aceptar que en su país se estableciera un Guantánamo en el cual se violarían todos los derechos de los individuos sospechosos de terrorismo? Si no está de acuerdo con esto, sus adversarios políticos le reprocharán que usted no está luchando activamente contra el terrorismo.


De ahí parte la disyuntiva moral que tienen hoy los países occidentales ante estas nuevas guerras atípicas donde la religión es invocada como justificación.

Tras múltiples atentados en los últimos meses y, sobre todo, desde el atentado de Niza, donde un loco desenfrenado arrojó con un camión a centenares de personas, la política francesa está en ebullición. La derecha, que quiere captar los votos en auge de la extrema derecha, le ha reclamado fuertemente al Gobierno socialista que “se suba los pantalones” y enfrente al terrorismo. El miércoles pasado, un diputado de la oposición increpó al Primer Ministro de esta manera: “Hace más de un año que se lo estamos pidiendo. ¡Cambie la ley! (...) La real diferencia entre ustedes y nosotros, es que ustedes invocan las libertades personales de los terroristas, y nosotros decimos: no hay libertad para los enemigos de la República”. En otras palabras, la derecha le pide al Gobierno socialista que refuerce el estado de emergencia y legisle con el fin de reducir los derechos fundamentales de los sospechosos de terrorismo (detención cuasi permanente, restricción al debido proceso, contracción de la presunción de inocencia, etc.). Pareciera, entonces, que el problema fuera más de derecho que de medios físicos.

La pregunta aquí es: ¿cómo los servicios policiales deciden quién es sospechoso y quién? ¿No es esta la mejor manera de que existan abusos e injusticias como en Guantánamo? ¿Ha sido Guantánamo una herramienta eficaz para reducir los ataques terroristas en Estados Unidos?

El primer ministro francés, Manuel Valls, respondió ante este requerimiento: “Cuando uno no respeta los principios de la República, entonces uno se extralimita. ¿Qué es lo que funda la República? Es el Estado de derecho. Esa noción abierta de sospechoso, señor Diputado, ha llevado a este país a los peores momentos de su historia. En la Francia que yo gobierno, no habrán centros de reclusión en los cuales se encarcele de manera indeterminada y por un tiempo indeterminado individuos que sospechamos”.

El dilema está descrito: ¿cómo puede un Estado luchar eficazmente contra una violencia intangible y difícil de prever como es el Yihadismo donde solo una persona puede, sin grandes medios o consecuente logística, asesinar en cualquier instante o lugar a decenas de civiles? El debate está abierto y el peligroso populismo siempre estará aterrorizando al estado de derecho.

@QuinteroOlmos

Más Noticias de esta sección

Publicidad