El décimo primer principio de la guerra

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El décimo primer principio de la guerra es la opinión pública. Cuando estaba en su furor la guerra de Vietnam se entronizó en este puesto destronando el principio que se había fundamentado en la II Guerra Mundial “El poderío aéreo”.


Los diez principios iniciales son: masa, maniobra, unidad de mando, secreto, sorpresa, seguridad, sencillez, economía de fuerzas, objetivo y ofensiva.
Cada principio es un tratado, pero vamos dilucidar el moderno, de la opinión pública, dentro del marco de las negociaciones de La Habana.
Indudablemente, nuestro presidente Juan Manuel Santos tiene la opinión pública en contra a sus diálogos de paz en La Habana.

No se está en contra de la paz, sino que como columnista de opinión estamos analizando esta negociación dentro del marco de los principios de la guerra. Por ejemplo la negociación de paz en París para poner fin al conflicto de Vietnam, fue desastrosa para los Estados Unidos, ganaron todas las batallas en el campo de combate, pero perdió la guerra en la mesa de negociaciones de la capital francesa; Henry Kissinger se ganó el Nobel de la Paz y de las Fuerzas Armadas Sur Vietnamitas un número de 70.000 entre suboficiales, oficiales y soldados profesionales sufrieron una muerte lenta porque los obligaron a punta de bayoneta a construir un canal en una zona cenagosa y todos murieron en los temibles campos de concentración o en la cárcel.

De todas maneras, la negociación se firmó a pesar de la oposición de los militares norteamericanos porque tenía el Gobierno la opinión pública en contra de la guerra y exigía una firma de paz no importa, que fuera vergonzosa. La retirada del Águila se denominó a ese abandono de su aliado Vietnam del Sur.

En esa guerra y las subsiguientes el principio de la guerra “La Superioridad Aérea” fue derribado, porque la Fuera Aérea Norteamericana, bombardeaba la ruta Ho Chi Min, principal flujo logístico para la guerra en Indo China y por la noche la reconstruía el Viet Cong continuando el flujo de pertrechos.

La contra ofensiva del Tet que inició con una victoria inicial del Viet Cong que terminó en una derrota aplastante con la repuesta norteamericana, la volvieron un logro político a través de la propaganda, por ejemplo, cuando recuperaron la segunda ciudad de Vietnam, quedó herido el Comandante de un Batallón de Infantes de Marina y pasó lo que se llamó “El grito que se oyó en toda Norteamérica,” porque lo sacaron herido y los noticieros difundieron la noticia.

Por eso el Gobierno está haciendo una propaganda a favor de los diálogos de La Habana, pero el problema principal es la desconfianza que nos pase como en Vietnam que una minoría muy activa y combativa, se impuso en el país llevando a campos de concentración monstruosos a sus ponentes los del Vietnam del Sur y no entregó a todos los pilotos norteamericanos prisioneros.
Publicidad