Ingenuidad o malversación de fondos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

En febrero de 1980 cuando Nicaragua desconoció el Tratado Esguerra Bárcenas los colombianos con cierta cultura jurídica esperábamos una demanda  a Nicaragua por esa violación a las normas imperativas del Derecho Internacional.


El gobierno del bachiller Julio César Turbay A. en vez de llamar a consulta al Embajador y asesorarse del Cuerpo de Generales y Almirantes de la Armada Nacional  no hizo nada y comenzó a correr el plazo de 21 años para hacerlo.

El Dr. Belisario Betancourt su sucesor  lo que hizo fue dentro del marco del acuerdo de Contadora (1983-1986) prestarle a Nicaragua treinta millones de dólares (U$ 30.000.000 Dólares)  y el presidente César Gaviria le condonó la deuda.

Muy respetuosamente me permito recordar a los presidentes que se presta y se regala lo que es de uno, no lo que le pertenece al pueblo colombiano y máxime a un país agresivo como Nicaragua que invirtió ese capital en contratar a la mejor oficina jurídica la del británico Ian Brownei a un costo de U$10.000.000,00 que tiene 14 procesos en línea ganados en la Corte Internacional de La Haya y lo consideran el mejor abogado

Colombia ha tenido siete Embajadores en La Haya desde 1980 y Nicaragua solamente a Carlos Arguello, jurista especializado en Derecho Internacional esa diferencia se ve en las sentencias de la Haya.

Tenemos hasta el próximo 28 de septiembre plazo para presentar en la CIJ con sede en La Haya por el contencioso limítrofe en el mar Caribe.

Me permito recordar que Nicaragua el 16 de septiembre de 2013  reclama en la CIJ  una plataforma continental extendida casi hasta Cartagena, desconociendo que la plataforma continental del Archipiélago de San Andrés,  Providencia y Santa Catalina se unen incuestionablemente con la Plataforma Continental de la costa Caribe.

El 17 de marzo de 2016 la CIJ rechazó a Colombia las objeciones presentadas y se declaró competente para juzgar esta demanda. Desconozco el alegato de fondo colombiano. Pero sí tengo en la mente porque lo vi en la TV. cuando nuestro presidente Belisario Betancourt en una forma poética justificó el regalo a Nicaragua de los dineros necesarios para que nos derrotara jurídicamente, iniciara una carrera armamentista con el apoyo de China, Rusia la Libia de Gadafi, Venezuela y Cuba.

¿De qué nos quejamos? Si nuestros gobernantes a pesar de  las advertencias de Costa Rica, Jamaica, Panamá y Honduras de  que Nicaragua es un país expansionista ingenuamente le dimos el dinero para que nos derrotara jurídicamente y se atreviera a amenazarnos militarmente con los pesqueros que dotó  de equipos tecnológicos de espionaje y las lanchas lanza misiles adquiridas con el dinero sobrante junto a los aviones de combate rusos regalados por Libia y Venezuela.

Con todo el respeto hacia los cientos de correos que me llegan donde acusan al presidente Juan Manuel Santos y a la Canciller María Ángela Holguín  de regalar mar territorial, ellos encontraron nuestro Archipiélago a la deriva lo regalamos nosotros con nuestros impuestos subvencionamos a Nicaragua para que nos derrotara y dos presidentes regalones le dieron los dólares necesarios.

Publicidad