La gran Íngrid

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

Odiada y amada con intensidad por todo el país. No hay paragón. Así puede ser la definición a la excandidata presidencial y excongresista, Íngrid Betancourt. Se puede estar de acuerdo o no con ella, pero sería imposible desconocerla. Ella es una valerosa.

 

Y sí, expreso que valerosa porque lo fue y lo ha sido. Como no recordar esa campaña de 1994 a la Cámara de Representantes, repartiendo condones en las avenidas de Bogotá. Y como no recordarla por su férrea oposición al gobierno de Samper, muy crítica hasta huelga de hambre hizo en protesta por la permanencia del entonces mandatario en el cargo. Además fue una de las 43 representantes que votaran a favor de que a Samper le hicieran juicio político en el Senado.

Su salto lo dio al Senado en 1998, logrando la votación más alta del país. La mayoría de opinión. Después renuncia a su curul para aspirar a la presidencia de nuestro país en 2002 y es secuestrada en San Vicente del Caguán. Dura seis años en cautiverio aguantando vejaciones y sometida a la más cruel vida dentro de la desconocida e impenetrable selva. El haber pedido una alta suma de dinero al Estado como víctima de secuestro hizo que cierta parte del país le cayera encima, recibiendo toda clase de insultos.

Por eso alegra mucho escucharla en el foro “La reconciliación, más que realismo mágico”, organizado por Buen Gobierno bajo la batuta de Martín Santos. Pidió la paz y deponer odios, así de simple, lo cual contrasta con protestas de personas sectarias en contra de su presencia en el evento. ¡Haberse visto semejante intolerancia! Y duélale a quien le duela, ella será una mujer valiosa para la nación.

Sanders. Si se pudiera votar para las elecciones presidenciales en Estados Unidos lo haría por ese gran demócrata Bernie Sanders, que por cierto algo que pasó desapercibido para los grandes medios en Colombia, ha sido el único precandidato que reconoció que su país hizo mal en apoyar varios golpes de estado a varios gobiernos en Latinoamérica.

Atraco. Así podemos definir a las llamadas Fotomultas. A los privados quienes manejan ese jugoso negocio, deben estar riquísimos con esa gallina de los huevos de oro.
Alcalde – Metroagua. Apoyo total para el alcalde Martínez. Ya es hora de acabar con esta mal empresa.

Más Noticias de esta sección

Publicidad