Y los dos serán una sola carne

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

El matrimonio tiene que ser un espacio de realización y de felicidad para sus miembros. Vivir juntos tiene que ser una oportunidad de alcanzar los objetivos personales y de pareja que se han propuesto. Es necesario generar una relación en la que se sientan gratificados y plenos. Esa es la finalidad de este sacramento. ¿Cómo se construye esto?

 

Siendo capaces de amarse en la verdad. Sin emocionalismos, sin idealizaciones y sin mentiras de enamoramiento. Entendiendo que el otro tiene sus defectos, pero tiene las cualidades que le hacen preferirlo a todos los demás. Queriendo mantener viva la llama de la pasión; que debe transformarse, pero nunca apagarse. Haciendo de la vida una experiencia de gratitud y generosidad.

Construyendo una relación fundada en la buena comunicación. En la que se saben escuchar y hablar con la total disponibilidad que les permite entenderse y convivir sanamente. Generando diálogos asertivos y proactivos.

Siendo capaces de resolver los conflictos que se generan en la relación. Sin buena capacidad de resolución de conflictos la vida se vuelve un infierno. Hay que saber resolver los problemas que se generan.

Esta será la base de la conferencia que compartiré con los samarios el 25 de mayo a las 7:00 p.m. en Casa Grande, información: 4203044

Más Noticias de esta sección

Publicidad