¿El Reino Unido continúa o abandona la Comunidad Europea?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Gustavo Hernández López

Gustavo Hernández López

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El próximo 23 de junio de 2016 tendrá lugar el referéndum en la Gran Bretaña, mediante el cual se decidirá si el Reino Unido continúa en la Comunidad Económica Europea o si por el contrario se retira de la misma.


En esta votación se juega todo su prestigio el primer ministro David Cameron. En el anterior referendo logró su cometido, como quiera que consiguiera que Escocia siguiera formando parte del Reino Unido.
En esta oportunidad desde ya empezó su periplo por todo el país, explicando las bondades de estar los británicos en la Comunidad Europea. Pero aquello que más va a explotar son las ventajas que obtuvo y materializó con las naciones europeas, después de largas e intensas conversaciones.
La Comunidad Europea ha considerado de suma significación el vínculo político, económico y social con la Gran Bretaña y consecuentemente desean lejos de alejarse, estrecharlo aún más. Eso lo reconoce el primer ministro francés, Manuel Valls, al manifestar: “la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sería el apocalipsis”. A su turno sobre el mismo tema Cameron expresaba: “es una de las mayores decisiones que nuestro país deberá tomar en nuestras vidas”.
Para tal fin fueron benévolos y generosos con el Primer Ministro inglés. De esa manera esperan consolidar esa unión a partir del momento en que el sí se imponga en el territorio del Reino Unido. Desde luego las encuestas actuales dejan translucir un empate técnico.
Las declaraciones que dio Cameron al principiar las reuniones preparatorias al convenio suscrito, pusieron a temblar al Consejo de Bruselas. En ellas expresó: “no aceptaremos un acuerdo que no corresponda a las necesidades de la Gran Bretaña. Un acuerdo creíble que permita a los británicos mantener el Reino Unido en la Unión. Hemos tenido algún progreso, pero aún no hay acuerdo”.
Sobre ese particular se pronunció el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, en los siguientes términos dramáticos: “Tenemos un compromiso para conservar el Reino Unido en la familia europea sin poner en peligro la unidad de nuestro grupo”.
Los ingleses con las facultades otorgadas en ese nuevo convenio, no estarán forzados a financiar a los países de la sociedad comunitaria europea, cuando tengan dificultades de esta clase. Los aportes británicos obligatoriamente deberán ser reembolsados. Podrá Gran Bretaña expulsar a los europeos de esa Eurozona, que sean catalogados como delincuentes. Las ayudas sociales serán limitadas, máximas hasta 7 años. Se las recortaron, pues ellos querían 13 años. Su moneda a diferencia del resto de países de la comunidad seguirá siendo la libra esterlina y sus empresas se manejarán con ese patrón monetario.
BREXIT. ¿Cuál es su significación? No es otra cosa que la despedida de Gran Bretaña de la Comunidad Europea, es decir, el sentimiento de querer ser independientes. Exactamente lo mismo que ocurrió con el GREEXIT. La salida de Grecia, que tampoco se produjo, por cuanto los griegos alcanzaron a ser refinanciados.
Los 28 países que conforman la Comunidad Europea requieren tomar conciencia de la crisis que atraviesan. No pueden tapar el sol con las manos. Quieren revivir sus valores, pero están en un momento crítico.
Los islámicos incrustados y dominando sus espacios. Una circunstancia financiera que no es la mejor. Una afluencia de refugiados que se les salió de las manos, no saben qué hacer con ellos. Y, la primavera atraerá más inmigrantes buscando su amparo. Fuera de todo lo anterior se encuentran comprometidos en los bombardeos a Siria.
A propósito de la situación migratoria con mucha razón el Secretario de Estado americano John Kerry dijo: “la crisis migratoria es una amenaza casi existencial para Europa”. Entonces la partida de Gran Bretaña de la Unión Europea agravaría más su entorno político y sería ciertamente una cuestión devastadora y de catástrofe.
Todo dependerá del pueblo británico que en las urnas determinará su futuro. Esa es la batalla que le espera a Cameron. Tengo el pálpito y por qué no decirlo la certeza de que nuevamente saldrá airoso el Primer Ministro. Quedan 4 meses de una tarea política de persuasión y convencimiento. Se va a jugar Cameron en todo y por todo en estos comicios.
Este panorama negativo de Europa ha hecho que Rusia se frote las manos. El primer ministro Dmitier Medneder acaba de anunciar una nueva guerra fría entre Occidente y Rusia.

Más Noticias de esta sección

Publicidad