Hipocresía de las elites

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: [email protected]

El Hay festival tuvo su acento en las nuevas tendencias de la economía, representada por Piketty, Ha Joon Chan y Joseph Stiglitz, quien al final no pudo asistir por problemas de salud de ultima hora. La asistencia a estas conferencias fue multitudinaria lo cual resultó insólito para aquellos que están más conectados con la literatura y con el arte en general.

 

La pregunta es si los organizadores buscaron este objetivo- el de mostrar nuevos caminos en el análisis económico- o simplemente al traer economistas de moda se apuntaron a este éxito. No debe descartarse que como todo el mundo ha escuchado que estamos en el período de las vacas flacas, más que el arte les preocupa como va a estar su futuro en términos de sus ingresos.

Debe resaltarse que una constante en todas las presentaciones de estos economistas, fue una crítica muy dura a las elites de nuestras sociedades, claramente incluyendo la de Colombia, a lasque varias veces calificaron de "hipócrita". Responsabilizaron a muchos de ellos, de las profundas brechas entre ricos y pobres en el mundo actual. No pagan los impuestos que deberían, sacan sus fortunas a paraísos fiscales, no cumplen las leyes laborales; en fin, con su apariencia de dueños del poder, hacen lo que les beneficia contribuyendo a que el desarrollo no les llegue a los más pobres ni a las clases medias. Especialmente Ha Joon fue muy directo contra la clase política que considera que cree que no necesita del conocimiento, de la ciencia, y que se mueve por otro tipo de intereses más personales que colectivos. 

Como a esos eventos asistieron grandes empresarios, miembros del Congreso y líderes políticos de la Región Caribe, los periodistas tienen una tarea muy importante: preguntarles su reacción a estos planteamientos a personas como Fuad Char, a Roy Barreras, a  Horacio Serpa, a Camilo Sánchez, Enrique Peñaloza y muchos más.

Será posible que a esta dirigencia colombiana, que con muy pocas excepciones es tan indolente, tan ambiciosa, tan poco solidaria y algunos deellos, tan prepotentes y con tanto poder, estos planteamientos no le hayan tocado el cerebro y sobre todo, el alma? Y la única manera de saberlo es empezar por preguntarles su reacción frente a lo que escucharon con tanta atención y tanto aplauso y después, ver su reacción frente a lo que se le avecina a Colombia.

Llegó la hora  de apoyar el Acuerdo en la Habana y algunos son muy hipócritas frente a esta realidad que marcará la historia. No más evasión de impuestos porque como lo dijeron los conferencistas, es la educación pública y la salud universal de muy buena calidad lo que reduce las desigualdades. Pero sin impuestos es imposible que el Estado las financie. Ojalá esta dosis de crítica a las élites, sí sirva de algo.

Por: Cecilia López Montaño
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad