Comparación de tres "preambulos"

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Benjamín Herrera Palomino

Benjamín Herrera Palomino

Columna: El Obelisco

e-mail: [email protected]

"Grave muerte espera a aquel a quien todo el mundo conoce y muere sin conocerse así mismo" Séneca 

 Gabriel García Márquez, afirmó que viniendo de Europa hacia México, así estuviera dormido, sabia cuando la aeronave había ingresado al  el gran Caribe; y le di la razón; como estudiantes provincianos, de regreso a  nuestros pueblos,  Guamal, Magdalena, en la lunar carretera que conduce de El Banco a mi tierra, cuando  pasaba del cementerio del citado municipio, entraba en ebullición  emocional;  en  enero del 2009, llegué a Venezuela buscando servicios médico para los graves daños provocados a mi cerebro al haber sido sometido al electrochoques, previa inconstitucional e ilegal privación de  mi libertad,  con  violación de la Ley 23 del 1981, y la Resolución No 13437, de 1991;  el pueblo Venezolano estaba  en furor refrendita; compré una Constitución venezolana  apreciando que su "Preámbulo" es extenso, 216 palabras, y el   "Preámbulo" de la Constitución Política de Colombia es de 89 palabras;  el de la Constitución Política de los Estados Unidos de Norteamérica,  de 58 palabras; para que interactuemos, para que seamos lectores  activos, aquí les presento, por orden de antigüedad, como de mayor a menor, el bicentenario americano:  "Preámbulo. Nosotros el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer la justicia, garantizar la tranquilidad nacional, tender a la defensa común, fomentar el bien general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para nuestra posteridad, por la presente promulgamos y establecemos esta Constitución para los Estados Unidos de América"; el nuestro: "Preámbulo. El pueblo de Colombia. En ejercicio de su poder soberano,  representado por sus delegatarios al a Asamblea Nacional Constituyente, invocando la protección de Dios, y con el fin de fortalecer la unidad de la Nación y asegurar a sus integrante la vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad  y la paz, dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice  un orden político, económico y social justo y comprometido a impulsar la integración de la comunidad Latinoamericana, decreta, sanciona y promulga la siguiente: Constitución política de Colombia";  la del " Gloria al bravo pueblo" , dice: " Preámbulo. El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasado aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad; en ejercicio de su poder originario representa  por la Asamblea Nacional Constituyente mediante el voto libre y el referendo democrático, decreta la siguiente Constitución"; como se observa, el poder soberano proviene del pueblo, verdadero  protagonista de la historia, dirigidos por las grandes personalidades; la estadounidense, omite a Dios, mientras que los otros dos, invocan su protección; los venezolanos y colombianos somos integracionista latinoamericanos; los estadinense y el colombiano fueron expedido para fortalecer la unidad de sus países; los tres se fundamenta, entre otros, en la justicia; colombianos y venezolanos reconocemos la paz como principio fundante; el venezolano fue para refundar la República; colombianos y venezolanos aseguran a su pueblos la democracia participativa, el trabajo, la justicia la vida, la libertad, la convivencia, la igualdad, el conocimiento y la cultura.

Apostilla: Sigue buscando igualdades y diferencia.    

Benjamín Herrera Palomino
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.