Balance positivo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

A pesar del alto costo país, la variación del clima, el incremento en el precio de los insumos, la volatilidad de los precios de mercado, las importaciones de alimentos subsidiados a cero arancel y la inseguridad jurídica en la política comercial y de tierras, el 2015 fue un año positivo para el sector agropecuario en Colombia.

 

Definitivamente, nuestros campesinos y empresarios del campo son unos verdaderos héroes de esta entumecida patria. Con todas estas dificultades, se prevé que el sector agropecuario cierre el 2015, con un crecimiento alrededor del 3.2%, igual al crecimiento de la economía nacional. Algo tremendamente maravilloso. ¿Se imaginan ustedes, lo que sería el crecimiento agrícola, pecuario y forestal de nuestro país, si no tuviéramos todos estos obstáculos? Muy meritorio, señores empresarios del campo, muy meritorio.

Este año, los cafeteros por ejemplo, (excluyendo a los del movimiento político de las dignidades del Polo) tomaron la decisión de no volver a depender de los escasos subsidios del programa de protección de ingresos y optaron por una política de aumento de la productividad en sus fincas con la ayuda del Ministerio de Agricultura. Con los incentivos para renovación de cafetales viejos y de asistencia técnica gremial, lograron reducir los costos de producción y aumentar rendimientos por hectárea. El crecimiento de su producción este año será por encima del 11.5%.

Otros que siguieron la misma línea, fueron los arroceros, palmeros, cacaoteros y los productores de frutas. Fedearroz, con el apoyo del ministerio de Agricultura, implementó un programa de Adopción Masiva de Tecnología (Amtec) con el cual lograron reducir en un 33% los costos de producción y aumentar la producción de 5.9 a 6.9 toneladas por hectáreas en varias zonas del país. Se prevé que el crecimiento del sector arrocero crezca por encima del 12.5%.

El subsector de la palma de aceite está alcanzando este año un incremento superior al 10% por la entrada en producción de nuevos cultivos y el fuerte trabajo en adopción de tecnologías que el gremio viene implementando. Si el programa ¨Colombia Compra Eficiente¨, dejara de adquirir aceite importado para las fuerzas militares y los comedores del ICBF, y por su parte, los Ministerios de Minas y de Hacienda, incrementaran el porcentaje de mezcla del Biodiesel al 10% a nivel nacional, el crecimiento de la producción del sector palmero superaría el 18% anual.

Los productores de cacao por su parte, se llevaron el primer lugar en crecimiento productivo. Entre enero y octubre llevaban un incremento del 15.8% de la producción respecto al mismo periodo del año pasado. Por su parte las frutas mostraron un incremento  del 7.1%. Con los nuevos nichos de mercados que Procolombia ha gestionado en Europa, Japón y Canadá, el año entrante este sector va a jugar en las grandes ligas. Los porcicultores con un crecimiento del 11.8% y la avicultura de carne con el 6.0%, sacaron la cara por el sector pecuario.

Donde hay que trabajar mucho en el 2016, es en los cultivos de cereales y granos, algodón y hortalizas. De acuerdo con la información gremial, este año cayeron las producciones en los cultivos de maíz (-18.4%), sorgo (-36.7%), trigo (-42,9%), soya (-8.8%), frijol (-8.2%), algodón (-22,8%) y hortalizas (-4.4%), debido a los bajos precios en el momento de las siembras y la escases de lluvias. A pesar de todo, fue un buen año para el agro.

Publicidad