El Expreso Rojo campeón de la Copa Suramericana

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Gustavo Hernández López

Gustavo Hernández López

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Los santafereños estamos de plácemes al lograr nuestro equipo en el partido de la final, un triunfo espectacular frente a Huracán de Argentina y de esa manera consagrarse como el número uno de la Copa Suramericana.

 

La garra característica de los once Leones santafereños, esto es las ganas de triunfar y dejar el alma en la gramilla de El Campín, sumado a estar con su hinchada y en su cancha, dieron lugar a esta tan importante victoria.

Es entre otras cosas la primera vez que un onceno colombiano alcanza ese trofeo. Sin tener grandes figuras, con muchos provenientes de las escuelas de menores, pero eso sí con empeño y corazón y con una acertada Dirección Técnica se consiguió este galardón.

En un último encuentro disputado al máximo, el cual se definió por penaltis, después de cuatro tiempos, los dos primeros normales y los otros dos adicionales, es decir 120 minutos, pudimos saborear la conquista de esta Copa.

Las penas máximas sin duda  y es justo reconocerlo, fueron cobradas en forma impecable por los jugadores del Expreso Rojo a quienes les cupo esa responsabilidad.

El arquero Robinson Zapata volvió a ser protagonista, dado que  atajó dos tiros de los doce pasos, por ello dijo." Había que dejar huella y hacer historia".

Omar Pérez se portó en este certamen copero, como un excelente profesional del balón. En  efecto este argentino se ha constituido en un símbolo de la gloria santafereña. Siempre se entrega con todo, suda la camiseta roja con sentido de pertenencia y por ende es un ejemplo para los jóvenes futbolistas no solo de Santafé  sino del balompié suramericano. Otro sobresaliente ariete es el venezolano Daniel Seijaas  de amplia experiencia, de visible espíritu de lucha y titular en la selección venezolana.

Entre los jugadores que merecen elogio están Francisco Mesa, Leivin Balanta y Jerry Mina baluartes en la defensa. Juan Daniel Roa, Sergio Otálvaro  y Yulián Anchico solventes en el medio campo y delanteros Jeison Gordillo, Daniel  Angulo, Wilson Morelo y Miguel Borja quienes sin ser goleadores natos no desperdiciaron muchas oportunidades de gol.

En fin todos titulares y suplentes, el cuerpo técnico encabezado por el Profesor Gerardo Pelusso, estuvieron a la altura del compromiso que tenían con sus seguidores y con Colombia, pues al fin y al cabo eran nuestros representantes en esta preciada Copa. Felicitaciones a todos ellos, han cumplido y deben sentirse orgullosos y satisfechos de la labor desarrollada. Indudablemente cerraron el año con broche de oro.

Es preciso y pertinente comentar que El Independiente Santafé ha tenido y tiene como algo inconfundible  el hecho de que no se arruga ante ningún adversario, así sea de altos quilates futbolísticos. Juegan como verdaderos guerreros del futbol, con ahínco, enjundia, pundonor, sentido del deber, con amor por su camiseta. Eso es justamente lo que le hace falta a nuestra Selección Colombia, que a veces se observa en los partidos de la eliminatoria como si estuviese en un juego amistoso.

Esa noche gloriosa fue de sufrimiento durante el  partido, nervios de punta e incertidumbre en los penaltis, y a su vez de gozo, fiesta y celebración después del resultado que nos coronó como campeones de este torneo internacional.

Los maestros de la pelota, antiguos santafereños y todos argentinos el "Pibe" Rial jugador quien acompañó a Diestefano en el Real Madrid, René Pontoni, Ángel Peruca, todos leyendas y ya fallecidos, desde los cielos aplaudirán esta hazaña roja.

Hay que recordar a otros argentinos que pasaron por el club y dejaron huella como Alberto Perazzo y Osvaldo  Panzutto,  dupla de delanteros recordados por ser una pareja goleadora, la más temible y efectiva en su momento en nuestro futbol profesional. Estos dos jugadores los trajo de Argentina un hombre amigo y de suyo querido por este columnista. Se trata de Jorge Ferro (q.e.p.d), en ese entonces Presidente del Club. Indiscutiblemente acertadas esas dos contrataciones.

Sería imperdonable no mencionar a Alfonso Cañón, el tren Adolfo Valencia y Leider Preciado jugadores colombianos iconos auténticos de la escuadra roja.

A los albirrojos le esperan confrontaciones internacionales de envergadura tales como el partido con River Plate de Argentina Campeón de la Copa Libertadores, la   definición de la Copa Suruga Bank contra el Campeón japonés y luego la defensa del título que acaba de obtener. Jugosos ingresos y grandes retos.

Publicidad