¿Fue correcto que el presidente Santos, pidiera perdón en nombre del Estado?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Vacca Escobar

Jorge Vacca Escobar

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Para abordar este texto, considero fundamental en primera instancia, presentar excusas en mi nombre y de mis ilustres profesores, como aquel gramático a la antigua y exigente a la moderna, mi fallecido profesor José Vicente Mendoza, Chente;  quien su estrecha rigidez, con tabla en la mana nos exigía la pureza en el hablar y transparencia en el escribir; hasta donde pudimos, aprendimos, con la certeza que en cualquier momento se nos soslaya uno o varios errores, a pesar de las autocorrecciones de la internet; de ahí que después de escuchar y leer al presidente de la república y los periódicos nacionales,

internacionales y locales que utilizan la expresión "el presidente Santos pidió perdón en nombre del estado"   me asaltan las dudas y hago un viaje por los caminos de mi pueblo y sentado en la tumba de mi maestro trato de despejar las dudas, o simplemente hago un telefonazo a mi colega Guillermo Puello, y coincidimos  que pedir  tiene las connotaciones de: rogar, solicitar; darme el otro; en expresiones como: "  Te ruego que me canceles la deuda"; "Le solicito  que me firme un permiso". "Dame un espacio de mayor cobertura para escribir".

A partir de los anteriores razonamientos, desde la hipótesis con más balance hacia la veracidad, da la impresión, desde la gramática "chenteniana"; que  el presidente y las cortes lo que estaba exigiendo, el presidente,  es que las víctimas de la masacre presentaran excusas a sus asesinos.

Por otro lado, el presidente pide excusas en nombre del estado, y ahora resulta que exonera de procedimientos al Ex presidente Belisario Betancur y a las fuerzas armadas representadas en los Generales del Ejército, quienes dieron la orden fatídica  borrar del mapa a civiles, jueces, magistrados y todo aquel que se asemejara a un opositor; aquí, el presidente debió especificar con exactitud los culpables ya comprobados después tantos años; quienes tienen nombres propios; pues no se le puede endilgar el delito a los órganos que componen el Estado o Gobierno de un país  como son los poderes judicial y legislativo; los primeros fueron víctimas y los segundos no formaron parte de esa coalición; luego no pueden asimilar los delitos que otros cometieron.

Para ratificar el concepto de  Estado presento las definiciones puntuales  de Hugo Grocio, Jurista, escritor, poeta y diplomático de origen holandés define  estado como: "La asociación perfecta de hombres libres unidos para gozar de sus derechos y para la utilidad común. Es la asociación política soberana que dispone de un territorio propio, con una organización específica y un supremo poder facultado para crear el derecho positivo.

O cuando el filósofo revolucionario, Karl Marx  desde su visión de estado manifiesta: El Estado no es el reino de la razón, sino de la fuerza; no es el reino del bien común, sino del interés parcial; no tiene como fin el bienestar de todos, sino de los que detentan el poder; no es la salida del estado de naturaleza, sino su continuación bajo otra forma. Antes al contrario, la salida del estado de naturaleza coincidirá con el fin del Estado. De aquí la tendencia a considerar todo Estado como una dictadura y a calificar como relevante sólo el problema de quién gobierna (burguesía o proletariado) y no sólo el cómo.

"Cada quien tiene el derecho de sacar sus propias conclusiones; a nadie le pido perdón; presento mis excusas si a alguien he ofendido".

Y para complemento el Fiscal General  solicita que se reabra el proceso del M-19. Una estrategia para tapar el posible fraude de los contratos que hizo?

Publicidad