El argumento del petardo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Edgar Polo Florez

Edgar Polo Florez

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Lo único que le faltaba a esta campaña electoral era una bomba contra la sede de Jota Vives, quien se ha posicionado como gran opción para ser elegido gobernador. Es indudable que la razón de ese ataque aleve por parte de los enemigos de su campaña política va con la intensión de amedrentarlo y reducirlo, lo que resulta con efecto contrario por el fortalecimiento espiritual que la violencia genera y la solidaridad que despierta. La violencia es el argumento de los que, precisamente, no tienen argumentos para convencer inteligentemente un electorado.

 

Y es que la campaña ha sido sui géneris.

 Arrancó con el peso político del actual gobernador y una publicidad excesiva pero sin argumentos  que convenzan al electorado. Por eso la aparición de Jota, ya en las postrimerías con un discurso sólido  y con planteamientos elaborados en el laboratorio de la experiencia, significó la corriente de oxígeno necesaria para invertir las tendencias que antes marcaban la intención de voto. Mientras la candidata oficial baja ostensiblemente del 52% al 26%, Jota se posiciona como ganador en el sector rural y a mínima diferencia de 5 puntos en Santa Marta.

Nunca antes el Departamento ha estado en una situación tan lamentable en los órdenes social y económico tal como lo plantean documentos de reconocida  seriedad. Esta circunstancia obliga a una decisión de voto sesuda e inteligente. El próximo gobernador del Magdalena debe tener la preparación académica y la experiencia suficiente para adelantar los planes y proyectos necesarios para solucionar el tema de infraestructura,  rescatar el área de la salud comprometer la inversión pública y privada que genere oportunidades de empleo para nuestras gentes, sin dejar de lado la educación pública necesaria para un Capital Humano de importancia.

A Rosa la conocemos como distinguida dama de nuestra sociedad que merece nuestro respeto y consideración pero no tiene discurso y su perfil no da para adelantar la obra de gobierno que exige la situación del Magdalena. Jota es preparado y tiene la experiencia necesaria para un excelente cometido.

La decisión de elección solo exige sentido común.  

Publicidad