¿Vamos bien en el país?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

Si es cierto como dice el señor presidente JMS y el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, que en el país  ha disminuido la pobreza ya que cuatro millones de ciudadanos salieron de ella, o que el desempleo bajó, o que la economía nuestra es la más estable de Latinoamérica, ¿por qué carajos no se devuelven los seis millones de compatriotas que emigraron desde finales de los noventa?

 

Respuesta: el país no es la panacea. Las cosas están y siguen siendo duras, sobre todo en términos económicos. Cuántos de nosotros estimados lectores no conocemos a familiares así como cientos de amigas y amigos colombianos que emigraron a Estados Unidos, a España, a Argentina, a buscar una nueva vida, a buscar un trabajo, a buscar todo lo que el Estado le negó por décadas. - Sin mencionar a los cuatro millones que residen en Venezuela-

Sería injusto de mi parte culpar al actual mandatario de toda esta hecatombe. ¡Ni más faltaba! Empero lo peor que le sucedió a nuestro país, fue la política neoliberal, basada en el Consenso de Washington, en la cual había que reducir el Estado y dejar todo al libre mercado, la cual ha sido ejecutada por todos los mandatarios desde 1990.

Lo iniciamos con el inefable César Gaviria quien hoy grita todo histérico por el tema de los expulsados por Maduro.

La situación de todos los colombianos es indignante. La salud, la educación y el trabajo son un privilegio y no un derecho que  sería lo lógico. Para no hablar de unos salarios mínimos paupérrimos a la clase trabajadora. Asimismo nuestros maestros han sido tratados de manera infame, al igual que los médicos con la ley 100.

No es justo, que el Estado en su conjunto haya olvidado a tantos compatriotas. No es justo. Y  mucho menos algunos expresidentes que se indignan con Maduro y lo atacan, sin mirar la viga en el ojo ajeno.

 

Ñapa 1: Que la bandera de Palestina ondee en la Unesco, es un gran  triunfo para una patria sufrida que viven en especies de guetos y bombardeados por un país criminal como lo es el Estado de Israel.

 

Ñapa 2: Gobernadores  de toda Colombia, donaron trece millones de pesos para los connacionales deportados. ¡Qué chichigua!

Más Noticias de esta sección

Publicidad