El peronismo sigue aun con vigencia política

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Gustavo Hernández López

Gustavo Hernández López

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Ahora que se acaban de celebrar las elecciones primarias en Argentina, se capta que el pensamiento de Perón y Evita continúa calando hondamente entre los argentinos. Esos cantos de los descamisados como solía llamar Perón a las clases obreras se han escuchado y se escuchan hoy en las campañas políticas.

Como lo dice la canción "y, a Perón le brindaremos el grito de corazón", se oye en la mayoría de las manifestaciones públicas organizadas por los grupos peronistas. El ganador en estos últimos comicios fue Daniel Scioli y la segunda votación la tuvo Mauricio Macri opositor antiperonista. La diferencia es que con Perón todos estaban a su alrededor y el Peronismo era uno solo. En este momento hay peronistas radicales de extrema izquierda, otros de centro y los menos de centro derecha.

No puede el kitchnerismo cantar victoria, por el hecho cierto de que su representante partió en punta, dado que Scioli  dentro de su partido es el menos cercano a los afectos de la Presidenta Cristina Kirchner, de tal suerte que no es un triunfo de la Jefe de Estado sino por el contrario es un golpe electoral para ella.

Por esa razón movió todas sus fichas, con miras a imponer al Vicepresidente Carlos Zannini, hombre clave para Cristina Fernández, puesto que se trata de un colaborador de siempre de los Kirchner. La mujer al frente de los destinos argentinos no quería que fuese el gobernador de la Provincia de Buenos Aires  Daniel Scioli el candidato del oficialismo.

Pero la  derrotaron y no le quedaba otra alternativa que jugársela toda con Zannini para que quedara en la Vicepresidencia. Este último es un comunista maoísta y se desempeñaba como Secretario  Técnico y Legal de la Presidencia. Va a ser y le servirá a Cristina Fernández como el contrapeso y el controlador para Scioli, en la eventualidad de que sea éste el futuro Presidente de la República.

Se enfrentarán en primera y seguramente en segunda vuelta Daniel Sciole el candidato oficialista y Mauricio Macri oposicionista quien ocupaba la Alcaldía de Buenos Aires. Esta contienda pone de relieve una circunstancia sui generis, cual es el giro de la política hacia el centro por parte de los dos postulantes a la Presidencia. El primero Scioli  encarna el ala peronista de derecha y el segundo está tornando de la derecha hacia el centro. Ambos defienden la presencia del Estado en la economía. La posición de Scioli respecto del Estado está atada en materia social con el Papa Francisco  y por ello en consonancia con él dice: "El Estado debe ser solidario, que achique la brecha, la desigualdad, que siembre oportunidades y que tenga siempre la agenda del Papa Francisco". Considera al Sumo Pontífice como un peronista de libro, Bergoglio ha permitido su imagen, incluso en videos.

Agrega Scioli dentro de ese criterio papal que: "Además de las tres T que marcó el Papa en su última visita a Latinoamérica: tierra, techo y trabajo, yo agregaré tres I: Inversión, Innovación e investigación".

Macriexpresa: "El Estado es lo que hicimos nosotros en la ciudad con más escuelas, jardines, parques y más policía, docentes y médicos". Goza de prestigio en la  gran capital argentina, habida cuenta de que le reconocen una tarea importante al frente de la Alcaldía. Obtuvo el 30%, es decir 6% menos que el vencedor Scioli.

Sergio Masso igualmente peronista pero no Kichtnerista, el tercero en discordia se constituirá en el candidato que definirá las elecciones presidenciales de octubre, como quiera que ese 21%, del lado que se incline, decidirá  esta disputa política. Macri lo ha rechazado por ser peronista y Scioli aprovechará para acogerlo entre sus huestes.

Desde que se inició la democracia en 1983,  los 7 Presidentes han sido abogados. Llegaría un técnico, toda vez que tanto Scioli como Macri son profesionales de otra carrera. Scioli graduado en Mercadeo de la Universidad Argentina de la Empresa y Macri ingeniero de la Universidad Católica.

Otra cuestión inusual es que provienen ambos de Centros Universitarios privados, en contraste con los anteriores mandatarios, todos de universidades estatales. Es digno de destacar el hecho real de que el peronismo, domina la política argentina. Son más de 65 años bajo las banderas, la efigie y el predominio de la figura del General Perón.

La ventaja ahora es que el candidato Scioli el más probable Presidente está dentro del sector peronista moderado y con tendencia a la derecha, contrariamente al régimen actual populista y demagógico de Cristina Fernández.

Más Noticias de esta sección

Publicidad