¿Se debió o no lanzar la bomba atómica?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: jcaicedoster@gmail.com

Setenta años después de Estados Unidos haber lanzado la bomba atómica a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, el dilema que tienen los comentaristas; es si se debió o no, lanzar la bomba atómica.

Aprovechando mi experiencia como cultor que fui de las Artes Marciales japonesas y conocedor de su código de honor el "Bushido" y haber recibido cursos de combate con las Fuerzas Armadas Norte Americanas, les voy a exponer unos conceptos para que el lector se haga su punto de vista imparcial.

El alto mando hizo una evaluación del costo de vidas humanas en la toma de Japón, teniendo como experiencia que cuando los japoneses se tomaron a Singapur, se rindieron alrededor de 10.000 militares aliados y cuando se recuperó solamente se capturo un Soldado Nipón que estaba herido.

Igualmente analizaron la toma de Guam, Peleliu, Iwo Jima y Okinawa llegando a la conclusión que esta toma les costaría mínimo 100.000 militares muertos y cinco veces el número de heridos, los japoneses sabían que no podían ganar la guerra por la serie de derrotas sufridas en 1944/5 pero tenían el plan "Kentsu-Go que consistía en defender la playa de desembarco, con 7.000 atacantes suicidas para neutralizar los carros anfibios, 15.000 lanchas Kamikazes Shin'yo, con los destructores y submarinos restantes apoyados de 3.000 aviones con sus mejores pilotos, con una población de cien millones de habitantes militarizados con un Ejército de 5.400.000 integrantes y 1.800.000 marinos, es cierto, estaban mal armados muchos con espadas Samurái pero tenían capacidad defensiva.

Además, la guerra fría había comenzado en Europa y a Rusia por error en el pacto de Potsdam, le solicitaron anular su pacto de no agresión con el Japón de 1941 permitiéndole como lo obtuvo invadir la Manchuria, las islas Kuriles y Hopkaido donde Truman los obligaron a desocupar; querían un puerto en el Pacifico.

En el Japón había un intento de golpe de Estado por parte de Oficiales Subalternos del Ejército para combatir hasta la muerte, por eso el alto mando Norteamericano consideró que no se podía enredar en una toma cruenta sino que había que obrar rápido, para obtener la rendición.

El 6 de agosto de 1945 se lanzó la primera bomba atómica en Hiroshima y como no hubo respuesta, se lanzaron volantes sobre el Japón conminándolos a rendirse, aceptando los Norteamericanos el punto que el Japón consideraba intocable el Mikado y su Emperador Hiro Hito no aceptaba que los juzgaran como criminal de guerra que querían los Aliados. El juicio se hizo a otros Oficiales a él no.

No hubo respuesta, los japoneses creían que los Norte Americanos no tenían más bombas atómicas, la realidad tenían cuatro más pero un piloto prisionero de un B-29 Marus Mac Dilda en un interrogatorio, para que no lo siguieran torturando, les mintió que tenían cien bombas atómicas, salvando así la vida.

El presidente Roosevelt denominó la construcción de la bomba atómica cómo el "Proyecto Manhattan" y se inició en 1939 bajo la iniciativa de Albert Einstein y Leo Szilard, liderado por el General Leslie Goves con la dirección científica de J. Roberts Oppenheimer la primera prueba se efectuó el 16 de Julio de 1945.

La bomba Atómica la iban a lanzar sobre Kioto, pero se opuso el Secretario de Guerra Henry L. Stimson que pasó su luna de miel en esa ciudad y quedó prendado de su belleza y de la amabilidad de su gente.

Como dato curioso de la Bomba Atómica, Alemania pudo haber sido la primera nación en obtenerla, pero Hitler rechazó a Albert Einstein denominándola despectivamente "Física Judía" y expulsó además del país en 1933 al científico Judío Alemán Fritz Haber inventor del "Salitre Sintético" que le permitió fabricar las bombas en las dos guerras y este murió el mismo año en Suiza porque él se consideraba un Junker Prusiano y perdieron la oportunidad y la guerra.

Publicidad