Palabras sacan palabras y estas acciones

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

La entrevista de Claudia Gurisatti con el señor Presidente Juan Manuel Santos donde este pidió a los medios de comunicación referirse con respeto a las Farc-EP; de no tildarlos de terroristas, de narcos, bandoleros sino de alzados en armas, rebeldes, insurgentes etc., no me causó sorpresa porque un corrector de mis columnas con el cual tengo excelente relaciones, en una forma caribeña me hizo la misma recomendación tiempo atrás.

Guardando las proporciones le contesté en forma similar a Claudia Gurisatti, el que dinamita una torre de energía, causa daños ecológicos derramando petróleo, daña una vía de comunicación ¿Qué es?

En reciprocidad el Estado debe exigir también respeto en sus comunicados, porque para iniciar los diálogos, el 3 de Julio; el vocero de las Farc-EP expresó: "Estamos por la construcción de un Estado, muy distinto al que tenemos ahora; excluyente, corrupto, señorial, clientelista, mafioso y terrorista".

Analicemos este comunicado al tenor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada el 10 de Diciembre de 1.948. Si un estado no es reconocido como "Estado de Derecho", que si el gobierno es una tiranía opresiva; "Los habitantes se verán compelido al supremo recurso de la rebelión contra el Estado mafioso y terrorista".

Están justificando su accionar delictivo.

La Habana como lo he expresado en reiteradas oportunidades, es una vitrina para el mundo, por ejemplo en 1.998 el Washington Post editorializo "El Estado colombiano va a ser derrotado en cinco años" e iniciaron los planes de evacuación de la colonia Norte Americana a un porta helicópteros fondeado frente a Bocas de Cenizas, afortunadamente esto no ocurrió, pero que mensaje le estamos mandando al mundo, cuando decimos que no podemos ganar la guerra y no dejamos sentado el principio que es una negociación entre un estado democrático con un gobierno elegido por el voto popular con una organización: llamémosla como queramos pero que se financia con el narcotráfico, la extorsión y el secuestro que utiliza el terrorismo como medio de presión en su negociación.

Muy respetuosamente, por los palmares del señor Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, me permitiré recordarle que el sacrificado Ministro de Defensa Dr. Gilberto Echeverry mantuvo un lenguaje unilateral de apaciguamiento con las Farc-EP mientras ellas continuaban con su guerra prolongada y se fué a predicar la "No Violencia" con el gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria, cayendo en la trampa cuando las Farc-EP le respondieron "Queremos dialogar con ustedes".

Fueron secuestrados, asesinados y de acuerdo a la versión del Sargento Guarnizo, sobreviviente al secuestro de esa masacre su último diálogo con el Paisa Jefe guerrillero fue así: Ministro: "Ustedes porque tratan así a quienes hemos sido sus amigos, hemos predicado la solución negociada con las Farc-EP y aceptamos que hay que hacer cambios sociales y políticos como los que ustedes proponen y antes de matarlos el Paisa les respondió: Usted Dr. Echeverry es mi enemigo de clase.

No se haga ilusiones, nosotros vamos acabar con usted y con todo lo que representa". Punto final, hablaron las armas.

Conclusión: O el conflicto justifica la violencia del paisa y las Farc-EP con el delito de narcotráfico como conexo ó el uso de la violencia con su motor el narcotráfico es el verdadero conflicto que nos toca resolver.

Más Noticias de esta sección

Publicidad