La cocina del mundo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Lopez Hurtado

José Lopez Hurtado

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Atendiendo a la insinuación de un amigo que viaja permanentemente por todo el mundo, poseedor de vasta cultura, y líder espiritual, por estos días de obligado receso festivo nos aplicamos a la lectura de un libro que pareciera de ciencia-ficción, pero que definitivamente como el Código da Vinci o El Símbolo Perdido de Dan Brown, deja muchos interrogantes sobre paradigmas que se han mantenido inalterables en la religión y en la política. Sin embargo, los sucesos que han rodeado su publicación descarta la posibilidad de que obedezca a la simple imaginación de su autor.

Su lectura recuerda la versión de los "Illuminati", de los masones y de las sectas secretas, que han puesto en entredicho muchos dogmas de fe, aceptados universalmente, y en las que se menciona a Goethe, Cagliostro y el propio Conde Saint Germain , como poseedores de las respuestas a los grandes enigmas de la Humanidad.

El libro es un entretenido e intrigante estudio sobre los verdaderos dueños del mundo, que se mueven entre telones, y entre los que se cuentan banqueros de E.U., Europa, economistas y los líderes más influyentes del mundo, quienes año a año se reúnen en el mayor sigilo-no más de 150 invitados-, alejados de la prensa y en lugares sólo conocidos por ellos a pocos días de celebrarse los encuentros.

El súper-selecto y secreto Club, llamado Bilderberg, por el nombre del hotel en que se reunió por primera vez en 1954, a instancias del Príncipe Bernardo de Holanda, tiene como elementos comunes, el dinero, el poder, la influencia de sus integrantes en sus respectivos países y su marcado anticomunismo y como objetivos de la organización la de " fortalecer la unidad atlántica, frenar el expansionismo soviético y fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental.".

El libro escrito por Daniel Estulin, canadiense de origen ruso,-amenazado y perseguido, como otros tantos investigadores y autores que han tratado de revelar la intrincada maraña de conspiraciones del Club-, denuncia que hoy, el grupo suele "usar una estrategia que consiste en crear tensiones en naciones cerradas cultural, económica y religiosamente, que conducen a estados de guerra y hostilidades perpetuas para justificar medidas de emergencia nacional en tiempos de paz".

O lo que es lo mismo, el objetivo final del poderoso conciliábulo está dirigido a aclimatar las condiciones para preservar una democracia mundial teledirigida por él . Al fin y al cabo, fomenta las crisis y contribuye a solucionarlas, siempre y cuando el final de esos conflictos pueda ser de su control. Perverso!. Los secretarios de la OTAN, los Presidentes de la FIAT, del The Wall Street Journal, Coca-Cola, Paul Wolfowitz del Banco Mundial, Daniel Rumsfeld, Secretario de Defensa de E.U., George Soros, célebre economista y multimillonario húngaro, la reina Sofía de España y varios Presidentes de naciones europeas, figuran entre sus miembros. La misma revista Play Boy ha comentado sobre la organización: "...es tan elitista y poderosa como sus miembros ".

La filosofía del grupo se orienta a acumular cada vez más poder mundial y ejercer dominio sobre todos los gobiernos del planeta. No les interesa el dinero, pues lo tienen todo, termina el autor.

Es probable que en el billete de un dólar, debajo de la pirámide, se encuentre escrito el credo de dominio de la poderosa organización. Libro muy interesante sobre las recetas de cocina con las que se prepara el futuro político del mundo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad