Cuatro meses para la paz

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eder Ojeda Carranza

Eder Ojeda Carranza

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El desarme es necesario para lograr el acuerdo final de la paz, con el grupo guerrillero y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, mientras el senador y expresidente Álvaro Uribe propone una zona específica para que las Farc, entregue las armas, es indiscutible esta propuesta puesto que en todo proceso de entrega de las herramientas que amenazan a la vida, debe darse este paso.
El expresidente lo hace para volverse más popular y como su gobierno lo realizó con las Auc en una zona específica, de la misma forma en que lo hicieron los grupos guerrilleros en Uruguay, el cual será el país verificador junto con los delegados de la unión europea. Es fundamental que los colombianos entendamos la magnitud de la última propuesta en que las dos partes han definido en términos de cuatro meses llegar acuerdos concretos de los dos últimos puntos de la negociación; como lo es el tema de víctimas, justicia y el fin del conflicto.
Por su parte, la sociedad colombiana también debe entender que en todo proceso negociando bajo el conflicto unos ganan y otros pierden, ya que no es posible que haya paz sin que haya guerra, puesto que la guerra es una condición necesaria para lograr la paz que tanto anhelamos los colombianos.
Mientras el gobierno negocia con una guerrilla de ideología marxista, la realidad en el contexto latinoamericano aún sigue siendo favorable para las Farc, puesto que cuenta con el apoyo de varios gobiernos entre esos, el venezolano con Maduro, y el cubano de los castro. No obstante hay que advertir que es el momento de que el grupo guerrillero negocie, puesto que los castros no le quedan muchos años de vida y a el presidente Nicolás Maduro la crisis interna cada vez lo aleja de poder seguir en el poder en las próximas contiendas electorales.
Por lo anterior, es fundamental que en las regiones de Colombia los diferentes partidos o movimientos políticos que se disputan el poder territorial en los próximos comisión del 25 de octubre sean capaces de generar más desarrollo en cabeza de sus gobernantes y empezar a generar paz, a partir de sus actuaciones como representantes de los ciudadanos en las corporaciones públicas que lleguen administrar, por lo que no es posible una paz, sin valores y principios impartidos desde la administración pública que permita generar cambios sustanciales en los territorios como la cultura ciudadana y las buenas practicas con los recursos públicos.
Por lo que, se les recomienda a los actuales alcaldes y gobernadores que no vean opción en permanecer en el poder en cuerpo ajeno, que sean razonables y al último instante apoyen al que el pueblo decida en las urnas y no se pongan a forjar las arcas del erario público, ya que si llegaran a perder siendo consciente de los abusos que cometieron con los dineros públicos; se verán inmersos en procesos judiciales, penales o de inhabilidad por muchos años para poder volver a aspirar a cargos de decisión, preocupación que hoy tienen en gran porcentaje los ordenadores de gastos que se lucraron en sus cuatro años de poder. Por lo que hay un dicho que dice, lo ideal es permanecer en el poder, una vez se llega a él. Sin embargo el poder jamás se cede, si no que se rebata o se quita a quien lo posee.

Más Noticias de esta sección

Publicidad