Pilas, señor presidente Santos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: [email protected]

Señor Presidente Santos: todos aquellos colombianos que, independientemente de nuestras diferencias, lo hemos acompañado en su propósito de avanzar en un proceso de paz, estamos realmente preocupados. Es muy distinto nuestro sentimiento al de aquellos que siguen convencidos de que es la guerra total la que nos traerá la paz y que solo buscan la manera de debilitar aun más las conversaciones de La Habana. Por ello, nos sentimos con la autoridad moral de enviarle este mensaje.
Definitivamente el centralismo nos está matando. La pregunta que muchos se hacen es, ¿qué hubiese pasado si Bogotá hubiese vivido lo que les ha pasado a los habitantes de Tumaco, si con dos petardos que estallaron en la capital el pánico de la población ha sido inmenso? Claro que hubo heridos y uno de ellos está en situación crítica y merece la solidaridad de todos los ciudadanos de este país. Pero no puede continuar lo que viene sucediendo en el sur del país contra el medio ambiente con daños probablemente irreparables, y por consiguiente, con el profundo costo para esas poblaciones cuya vida difícil se sigue sintiendo lejos desde la capital.
Más que la caída en las encuestas señor Presidente, es importante conocer lo que siente la población. Hay desasosiego y con ese estado de ánimo no se pueden afrontar exitosamente las circunstancias actuales que son complejas desde donde se les mire. No necesitamos que se revivan conflictos viejos con Venezuela y que se sienta que a Colombia y a su Gobierno lo ha desbordado el escalonamiento del conflicto interno, el bajonazo de economía, el aumento del desempleo y una inflación mayor a la esperada. Hoy más que nuca se necesita un equipo de gobierno coordinado, fuerte, comprometido y un Presidente que haga uso de su poder, sin llegar a extremos.
Los mandatarios se deben crecer ante las dificultades y, sin duda, esto es más fácil decirlo que hacerlo cuando el panorama es complejo. Pero muchos de los colombianos que no estamos en primera línea, que, entre otras, nos hemos sentido rechazados por un sistema político que, lejos de mejorarse, cae cada vez más exactamente en las actitudes que no tocan, queremos empezar, en medio de dificultades, un camino hacia una Colombia distinta.
Es hora de escuchar un grito unido de "No Más Señores de la Guerrilla, Farc y ELN". Expresión que debe encontrar en el Gobierno y personalmente en usted, señor Presidente, un gran respaldo. No más atentados, no mas petardos, no más destrucción de nuestros recursos naturales. Y, lo más importante, no más gente sufriendo las consecuencias de sus acciones, gente que ya ha pagado un precio demasiado alto durante estos 60 años de conflicto.
Se requiere un gobierno unido y fuerte en estos momentos decisivos. Una luz de esperanza es necesaria para recuperar la fe en nuestro país y esa, sin duda, empieza por el Primer Mandatario y su equipo. Sin embargo, debe ser acompañada por todos aquellos que no queremos dejarle a nuestra descendencia una sociedad tan herida que, con frecuencia, pierde ese norte que toda Nación debe tener.
Sí es posible llegar a un principio de acuerdo porque aún están sentadas en la mesa las partes en conflicto, pero es fundamental que sientan un país que no tolera más lo que está sucediendo.
Atentamente,
Todos los colombianos que no queremos perder la esperanza de tener un país en paz. Que no queremos ser reconocidos en el mundo como una sociedad que no pudo encontrar la paz, que no quiso cerrar este capítulo de dolor y sangre.

Más Noticias de esta sección

Publicidad