Una agenda para el futuro de la humanidad

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jean Jiménez Fuentes

Jean Jiménez Fuentes

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Desde el 3 y hasta el 14 de Junio, se llevó a cabo en Bonn, Alemania, La 2da ronda de negociaciones de la convención Marco de las Naciones Unidas para Cambio Climático, instancia que pretende ir generando los insumos para estructurar las bases que permitan avanzar hacia un acuerdo vinculante en materia de emisiones, que sería firmado en Paris, el próximo mes de Diciembre en la Conferencia de Las Partes Cop 21.

Esta iniciativa, constituye un referente importante, de los esfuerzos que ha emprendido la humanidad para ir conteniendo la interferencia negativa del Cambio Climático y su impacto socio económico y ambiental en los más vulnerables, aspecto que constituye a mi juicio, el desafío más importante que se ha tenido que asumir en siglos.

Esta ronda, pese a que tuvo un capítulo importante para la Sociedad Civil, dio unas pinceladas para establecer si se avanza en el rumbo correcto o, por el contrario, simplemente aventuramos un entorno rodeado por objetivos que serán insuficientes, lo que tendría implicaciones para el futuro, de allí la intención de crear estrategias que permitan niveles de incidencia eficaces en todo el mundo.

Un componente del debate, estuvo cimentado en la evaluación de las Contribuciones Previstas y Nacionalmente Determinadas (Indcs por sus siglas en ingles), lo que evidenció las enormes dificultades que implican el criterio flexible de las mismas y los interrogantes de como las proyectan países como Canadá.

El sector privado exigió una participación efectiva, las ciudades siguen empoderando su afán por generar mayor nivel de protagonismo y algunos insistieron por devorar el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Posterior a la sesión de la 2da ronda de negociaciones de Cambio Climático, en Colombia, una socialización de alto nivel con la Sociedad Civil, promoverá el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible el 18 de Junio, esto para ir revisando los mecanismos, con la cual se pretende, configurar la estrategia de nuestro país, en perspectiva de crear fórmulas de mitigación y revisar procesos de adaptación, ligadas a desarrollo de capacidades y medios de implementación: Adaptación, Mitigación E Implementación.

En nuestro País las Contribuciones Nacionales Determinadas, evidencian metas sectoriales de reducción de emisiones de gases efecto invernadero, en un entorno dinámico que involucra al ámbito Industrial, Transporte, Minería, Aguas Residuales, Vivienda y Energía.

Sin embargo ello se ha incorporado a la estrategia Colombiana de desarrollo bajo en Carbono y la estrategia de crecimiento Verde, ambas vinculadas al Plan Nacional de Desarrollo 2015 - 2018.

Este plan tuvo entre sus raras concepciones, permitir la minería en zonas de paramos, generando que 443 títulos mineros en 26 de los 32 paramos, pudieran encontrar un saldo a favor, lo que representa un retroceso y una contradicción que afianza la problemática de la vulnerabilidad al Cambio Climático y fractura los procesos de adaptación.

Ello motiva entonces, la necesidad de reflexionar sobre estos aspectos en una oportunidad importante que se nos brinda, hecho que encontrará de nuestra parte un conjunto de propuestas que pretendemos hacer efectivas.

Es allí donde la 2da Ronda de Negociaciones en Bonn y La Socialización con LA sociedad Civil Colombiana, se enlazan, creando la urgencia de hacer un llamado para que los países, no solo en el entorno internacional, afiancen una estrategia efectiva frente al cambio Climática, sino que en el contexto interno la revitalicen con la coherencia y la voluntad real de impulsar un cambio.

Más Noticias de esta sección

Publicidad