La Venezuela actual

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Tovar Delgado

José Tovar Delgado

Columna: Opinión

e-mail: jatovar1@hotmail.com

Es muy triste ver la Venezuela actual, donde sus habitantes y los extranjeros que todavía viven en ese sufrido país, tienen que hacer muchas maromas para medio poder vivir con su familia, en ese atormentado país hermano.

En la bella época de bonanza petrolera de Venezuela, se escuchaba en Colombia: "Vámonos a vivir a Venezuela, allá si nos rinde más la plática que nos ganamos, pues existe subsidio para todo los productos y se puede tener mejor calidad de vida que en Colombia.

Como han cambiado las costumbres en Venezuela, con los dos últimos gobiernos de los tan esperados cambios sociales de los presidentes Hugo Chaves y Nicolás Maduro, que han anunciado la tan cacareada revolución Bolivariana.

Es que ha sido un cambio brusco, del verdadero bienestar económico y de tener lo indispensable para vivir muy cómodamente a gusto de cada familia, a un despelote por la mala situación económica, que se puede apreciar muy fácilmente, al ver cómo están viviendo sus habitantes en la actualidad, que tienen que hacer verdaderos milagros para conseguir la comida diaria.

Eso nos pone muy tristes y nos preocupa, pues agrava en muchos aspectos la situación en Colombia, porque a cada momento vemos que están regresando miles de colombianos y algunos extranjeros que han vivido por toda la vida en el país bolivariano, y nos preguntamos, ¿cómo vamos hacer para darles una buena vida, con buen trabajo, donde ganen lo suficiente para mantenerse con su familia?

También hemos visto como han regresado muchos compatriotas, que habían hecho su vida, en el vecino país y por la actual situación, no han podido aguantar más y decidieron regresar a su Colombia. Eso nos ha perjudicado un poco pues esos recién llegados están buscando un trabajo, bien remunerado para su sostenimiento y el de su familia y muy pocos lo han encontrado.

Eso es un grave problema para Colombia, porque aumenta la desocupación. Después que habíamos logrado bajarla a un digito según el Dane.

Publicidad