Cansado de pagar impuesto

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Andrés Londoño Botero

Andrés Londoño Botero

Columna: Bitácora del primer y cuarto cuadrante

e-mail: [email protected]

La comisión tributaria, ese grupo de economistas a los que el Gobierno les encargó analizar el sistema de los impuestos en el país, ya presentó su primer diagnóstico. El objetivo de la misión es transformar, de forma estructural, el sistema tributario. Ojalá lo logren y sus libros no se empolven en un anaquel, y que su propuesta sea de largo plazo. En las últimas dos décadas hemos tenido diez reformas tributarias, tres de las cuales han ocurrido en el último lustro. Esto quiere decir que las reglas no están claras y que el desorden reina.
El diagnóstico entregado por la comisión evidencia que el nivel de impuestos en Colombia no es eficiente bajo la perspectiva de Laffer. Pero antes de abordar este tema ¿qué dijo Arthur Laffer?
Este economista se hizo célebre gracia a una curva, la curva de Laffer. Esta curva tiene una forma de arco, en la línea que compone la base del arco se encuentra la tasa impositiva, que aumenta de izquierda a derecha y tiene un valor mínimo de cero y máximo de 100. En el eje que le da altura al arco está el recaudo del Gobierno producto de los impuestos. A medida que aumentan los impuestos el recaudo del gobierno aumenta. Pero después del punto más alto del arco, el recaudo empieza a caer. Cuando los impuestos son muy altos, los incentivos para creary sostener empresas son menores, debido a que las utilidades después de impuestos son menores, e incluso puede haber pérdidas. Otra respuesta de las empresas es evadir impuestos, prefieren ser sancionadas en caso de que las descubran a pagar impuestos excesivamente caros. En un escenario de impuestos del 100% nadie produciría, debido a que no existirían ganancias, pues se tendrían que ceder en su totalidad al Estado en forma de impuestos.
La comisión tributaria sostiene que la tasa de impuestos que se les cobra a las empresas del país es alta si se les compara con los estándares nacionales. Por otra parte, dice el informe, que el recaudo del gobierno es bajo para los estándares internacionales (20% del PIB). Además apunta que existen multiplicidad de regímenes especiales, exenciones, beneficios y un alto nivel de evasión. Este es un claro indicio de que la tasa de tributación no es óptima, está a la derecha del punto más alto del arco (máximo de tributación). En la situación que se encuentra el país, aumentar los impuestos llevaría a un menor recaudo. Reducirlos lo incrementaría.

Colombia debería simplificar el pago de impuestos. Esto se logra unificándolos, en vez de tener Cree, Iman, patrimonio, renta, etc. deberíamos tener uno solo. La multiplicidad de impuestos lleva a la necesidad de crear incentivos mediante regímenes especiales y exenciones, que ponen en desventaja a las empresas. Mientras que unas reciben beneficios, las otras deben competir pagando más impuestos. Además, en Colombia, se les cobra más a las empresas, que generan empleo y riqueza, que a los individuos. En nuestro país el 83% del recaudo proviene de corporaciones, mientras que en la Ocde esta cifra es del 28%, y el promedio de Latinoamérica es de 64%. Esta situación se debe ajustar. Adicionalmente, más de la mitad de las empresas en Colombia son informales, esto quiere decir que no se registran para evadir impuestos. Es mejor bajar la tasa de tributación para que sea más atractivo a estas empresas formalizarse.